Asociación de Clínicas Particulares exhorta al MINSA incluir a todos los actores en el debate de la reforma del sistema de Salud

Durante su participación en el Foro Nacional de Salud Pública organizado por el Colegio Médico del Perú, que se realizó el 10 y 11 de noviembre, el doctor Hernán Ramos, gerente de la Asociación de Clínicas Particulares del Perú (ACP), pidió al Ministerio de Salud formular políticas procurando la participación de todos los actores de la salud nacional. Esto a raíz de la creación de la “Comisión de Alto Nivel para el nuevo Sistema Nacional de Salud” –mediante R.S. N°18-2022-SA–, que excluye a otras organizaciones gremiales y al sector privado prestador y financiador en la reforma de la salud.

“Es función esencial en la salud pública incorporar a los prestadores de salud privados al igual que a los colegios y los gremios profesionales de salud. El primer paso para recuperar el diálogo sería modificar la resolución y reunir a todos los actores para discutir sobre qué caminos tomar para un sistema de salud sostenible”, señaló Ramos de la ACP.

En la ponencia, el funcionario de la ACP remarcó que el debate sobre el sistema de salud del país debe estar orientado a mejorar el acceso a la salud y a brindar una atención de calidad a la ciudadanía. Así también, pidió enfocarse en la continuidad de atención y el fortalecimiento de la atención primaria, para lo cual planteó cuatro ejes.

Según el ejecutivo, el primero se enfoca en entender que los pacientes no son los mismos de décadas pasadas. “Ya no se habla de las mismas enfermedades ni necesidades, los usuarios necesitan una atención distinta; se trata de apuntar por ejemplo al desarrollo de recursos humanos orientados a la gestión clínica, a la gestión de riesgos y a la gestión de los servicios de salud”, señaló.

“Cuando hoy hablamos de los sistemas de salud estamos de acuerdo en que se debe dar con acceso, calidad y sobre todo garantizando la continuidad de atención; cuando hablamos de fortalecer la atención primaria, no hablamos de los mismos pacientes ni de las mismas enfermedades de años anteriores, ahora tenemos enfermedades crónicas que requieren ayuda diagnostica y medicamentos de manera continua y el primer nivel actual no se encuentra preparado”, comentó.

Con respecto al segundo eje, este implica comenzar a interpretar las cifras y datos sobre la salud en el Perú y plantear preguntas desde esa información. “La interpretación de datos no significa olvidar que se sigue hablando de personas”, señaló.

Según Ramos, en el 2021 con respecto al 2019, además del incremento de muertes por COVID-19, se identificó un 35% más de muertes por cáncer que el año anterior; 216% más muertes por enfermedad coronaria aguda y enfermedad isquémica cardiaca; y 76% más de muertes por diabetes mellitus. Así mismo, según el directivo, el 48% de los afiliados al SIS terminan comprando sus medicamentos en la calle y el principal punto de contacto con la salud sigue siendo la farmacia, no los establecimientos de salud ni los profesionales de salud que hacen la atención directa.

En cuanto al tercer eje, el directivo señaló que la formulación de políticas con la participación de todos es clave para generar un cambio. “El oficio de la política es la discusión, la deliberación para finalmente llegar al consenso, se debe incorporar a todos en esta discusión para llegar a los resultados que se esperan de los sistemas de salud”, agregó.

En línea con el cuarto eje, Ramos exhortó a las autoridades a seguir trabajando para minimizar la informalidad en el sector, que además de representar un alto costo, representa un alto riesgo que va en detrimento de la salud de los ciudadanos. “Aquí es necesario promover la fiscalización con normas claras y transparentes”, acotó.

Sobre la relación entre el sector público y privado, Ramos señaló que la ACP representa al sector privado de salud formal y por lo tanto están en contra de cualquier práctica que vulnere las normas vigentes. “Nosotros promovemos la formalización en el sector privado, nosotros representamos al sector formal, no a los que usan falsos profesionales de la salud para hacer diagnósticos o a los que roban luz del poste” señaló Ramos. “La informalidad ocurre por dos cosas: altos costos para formalizarse por la regulación, pero también porque existe un grupo que ha encontrado en la informalidad un buen negocio; estos son los que aprovechan las debilidades del sector para generar corrupción”, agregó.

Finalmente, el representante de las clínicas privadas concluyó que hay que enfocarse en alcanzar los resultados que la ciudadanía espera, porque todos los que forman parte del sistema de salud en el país deben tener los mismos objetivos: mejorar el estado de salud de las personas, reducir el gasto de bolsillo y cumplir con las expectativas que los ciudadanos tienen sobre el sistema de salud.

“La alternativa que está generando los mejores resultados en países con sistemas de salud más eficientes es la libre elección del prestador, es decir, que el paciente del seguro público elija dónde quiera atenderse, sea en hospitales públicos o en clínicas privadas”, indicó el directivo. “Bajo este modelo, estaríamos dejando de enfocarnos en el financiamiento para asegurar la atención oportuna de los ciudadanos y que no sufran la demora que se genera por la brecha en la salud pública”, concluyó. 

El Foro Nacional de Salud Pública: «Agenda para una reforma de salud en pandemia y post pandemia en el Perú, hacia un nuevo sistema de salud» es organizado por el Colegio Médico del Perú y contó con la participación de destacados representantes de instituciones públicas, privadas y no gubernamentales, entre ellos el Ministerio de Salud, la Comisión de Salud del Congreso de la República, el Seguro Social de Salud – Essalud, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la CEPAL, entre otros.

A %d blogueros les gusta esto: