Carrera del futuro: Cómo acceder a una de las 50 mil becas para aprender a programar desde cero

La migración masiva de jóvenes y adultos es una realidad instalada en los países latinoamericanos y Perú no es la excepción. Las oportunidades laborales y la calidad de vida suelen ser más tentadoras tanto en Estados Unidos como en Europa, aunque eso implique dejar atrás las raíces y la familia.

La empresa internacional de educación y tecnología Egg, busca romper con esta tendencia y ofrece 50 mil becas para que jóvenes peruanos inicien su formación en programación desde cero, con el costo cubierto al 100% y tengan la posibilidad de mejorar sus condiciones económicas sin tener que dejar el país. Los interesados en aplicar pueden hacerlo aquí.

En marzo de 2022, Egg lanzó una primera convocatoria de becas para 100 mil personas de toda Latinoamérica, con resultados exitosos que motivan a la empresa a ofrecer 50 mil becas adicionales exclusivamente para Perú.

Las becas que entrega Egg están destinadas al curso de Programación desde Cero con una duración de 27 encuentros durante 7 semanas y no requiere conocimientos previos. Se trata de una capacitación 100% práctica que enseña a desarrollar el pensamiento lógico detrás de las aplicaciones y permite vivir una experiencia educativa innovadora de la mano de la cooperación. El objetivo es que los estudiantes den su primer paso en la formación hacia la industria digital y descubran si quieren seguir su formación como programadores.

Empleo digital

Quienes decidan continuar por este camino educativo con las formaciones que ofrece Egg, serán acompañados por la organización para armar un perfil profesional que les ayudará a conseguir su primer empleo digital.

Hoy en día, un programador junior puede acceder a un salario que ronda entre los US$ 800 y US$ 1.200 dólares al mes, lo que supera ampliamente el promedio del sector privado, y que va en aumento a medida que el profesional va ganando experiencia.

El desafío que estamos asumiendo es resolver la escasez de talento digital a nivel mundial a través de la tecnología que creamos. Por eso nos pareció fundamental desarrollar el área de empleabilidad que se centra, no solo en formar a las personas, sino en darle todos los elementos complementarios que necesitan para insertarse en la industria y vincularlos con los actores clave de la misma”, destacó Ignacio Gomez Portillo, Co-fundador y CEO de Egg.

Cabe resaltar que, la demanda de programadores está en alza en todo el mundo y millones de puestos quedan vacantes por falta de talento digital, cuando podrían ser cubiertos por jóvenes peruanos que trabajen de forma remota para cualquier punto del planeta. De hecho, en base a estimaciones de la firma global de consultoría organizacional, Korn Ferry; se espera que para 2030 queden 85 millones de puestos vacantes por falta de talento en el sector tecnológico.

Caso de Éxito:

Ariel Caruso, egresado Full Stack de Egg, experimentó en primera persona el poder transformador de conseguir un trabajo en tecnología. Él soñaba con estudiar una carrera universitaria, pero su papá se quedó sin trabajo y tuvo que conseguir un empleo en la construcción para apoyar a su familia.

Una de sus alternativas era migrar en busca de un futuro mejor, lo que implicaba dejar atrás a sus seres más queridos. Pero gracias a Egg pudo formarse como programador Full Stack y en menos de un año e incluso 10 días antes de obtener su diploma, consiguió su primer trabajo en una empresa de desarrollo de software.

“A todos aquellos que están dudando si estudiar programación yo les diría que aprovechen, que el área está buscando talento y si están dispuestos a aprender y esforzarse, van a encontrar trabajo rápido y ese esmero se va a ver recompensado”, aseguró.

A %d blogueros les gusta esto: