Ocho áreas naturales protegidas del Perú son reconocidas en el Top 100 de destinos e historias sostenibles de turismo en el mundo

Por segundo año, nueve destinos turísticos de nuestro país fueron considerados en el “Top 100 Historias Sostenibles”, un reconocimiento mundial otorgado por la organización Green Destinations, que premia a los lugares turísticos más sostenibles y respetuosos con el ambiente y la cultura local.

Este reconocimiento reafirma además a las áreas naturales protegidas como los principales destinos de naturaleza en el país, al ser ocho de estos espacios protegidos los que integren esta prestigiosa lista en el Perú.

Los destinos peruanos reconocidos son: el Parque Nacional del Manu (Madre de Dios – Cusco), la Reserva Nacional Tambopata (Madre de Dios), el Parque Nacional Bahuaja Sonene (Madre de Dios – Puno), la Reserva Nacional de Paracas (Ica), el Parque Nacional Tingo María (Huánuco), la Reserva Nacional Pacaya Samiria (Loreto), el Santuario Histórico Bosque de Pómac (Lambayeque) y el Bosque de Protección Alto Mayo (San Martín – Amazonas – Loreto). Además, integra esta lista el Valle del Colca en Arequipa.

La ceremonia de reconocimiento se llevó a cabo en la ciudad de Atenas en Grecia, donde fue entregado al Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp), organismo adscrito al Ministerio del Ambiente, representado por el director de Gestión de Áreas Naturales Protegidas, José Carlos Nieto.

Con esta distinción el Perú se mantiene en un grupo internacional privilegiado de destinos comprometidos con la sostenibilidad, que les permite acceder a oportunidades de promoción respecto al uso del logo de Top 100.

Cabe resaltar que estos espacios cuentan además con el sello internacional Safe Travels, que los reconoce como destinos turísticos seguros, sostenibles y con mejores condiciones para las comunidades locales y los visitantes nacionales e internacionales.

El dato

El turismo representa una de las más exitosas estrategias de conservación implementadas en las áreas naturales protegidas compatible con su desarrollo y sostenibilidad. Los beneficios que genera el desarrollo responsable de esta actividad llegan directamente a cientos de miles de peruanos que viven de la industria del turismo, promoviendo así un desarrollo económico y social tanto en el ámbito local como a nivel nacional.

A %d blogueros les gusta esto: