Cinco hábitos que debes seguir para ahorrar en el recibo de luz

En lo que va del año, el costo de la energía eléctrica ha aumentado progresivamente mes a mes. Si bien Osinergmin ha anunciado que no habrá aumento para septiembre, la volatilidad del precio, que depende del tipo de cambio, el precio del cobre y del índice de precios al por mayor (IPM) obliga a las familias a adoptar medidas que reduzcan los efectos de esta subida.

De acuerdo con, Fernando Gainza, Gerente Comercial de CELSA, el costo de la energía eléctrica se ha incrementado durante ocho meses consecutivos y existen proyecciones que señalan aumentos para el 2023, por ello es importante analizar la manera en que se utiliza la electricidad e incorporar algunas costumbres para hacer un uso responsable de este recurso.

En esa línea, el especialista explica cinco hábitos que ayudarán a reducir el costo de energía eléctrica en el hogar:

  1. Realizar actividades con luz de día. Se debe aprovechar la luz solar el mayor tiempo posible. El llevar a cabo actividades durante el día, cerca de ventanas o mejorar la iluminación de una habitación con espejos son formas de optimizar este recurso.
  • Utilice focos LED. En comparación con los focos incandescentes, la tecnología LED reduce hasta un 80% el consumo de energía, lo que se refleja en un menor costo de la factura. Además, tiene un tiempo de vida más largo que los focos convencionales.
  • Desconecte los aparatos eléctricos. Aunque un aparato no se encuentre en funcionamiento, al estar enchufado, continúa consumiendo energía. Lo mismo sucede con los cargadores de laptops o celulares, que a menudo se quedan conectados en la pared. En este último caso, al gasto inútil de energía se suma el peligro de incendio eléctrico que pueden ocasionar estos dispositivos al sobrecalentarse.
  • Revise sus instalaciones eléctricas. Si las conexiones eléctricas son antiguas, no reciben mantenimiento, están defectuosas o tienen cables expuestos, es posible que se presente una fuga de corriente. Si encuentra algún defecto en los circuitos es preferible reemplazar los conductores dañados por productos de calidad y seguridad. Con esto, no solo evitará alzas en el recibo, sino que también reducirá el riesgo de choque eléctrico.
  • Cambie artefactos antiguos. Si llega la hora de reemplazar un artefacto es mejor pensar en uno que permita mayor eficiencia en el uso de la electricidad. Los aparatos eléctricos modernos están diseñados para optimizar sus funciones y ahorrar energía.

La energía eléctrica es un recurso imprescindible para realizar nuestras actividades diarias, por ello, es fundamental actuar de forma responsable con su uso y adoptar estos hábitos impiden que paguemos por energía que realmente no estamos usando.

A %d blogueros les gusta esto: