¿Cómo elegir el mejor proveedor para tu negocio?: 4 elementos claves a tomar en cuenta

En la actualidad, para todas las empresas es fundamental escoger bien al público al cual se van a dirigir, qué mensaje van a transmitir, los objetivos que deberán cumplir; pero también resulta primordial saber elegir correctamente a un proveedor, ya que, al elegirlos de manera adecuada, pueden convertirse en una pieza fundamental dentro de la cadena de valor que ha de garantizar el suministro de los productos y servicios que luego ofrecerá a su clientela.

Debido al cambio constante del mercado, que se hace cada vez más competitivo y exigente, resulta importante evaluar bien a la hora de elegirlos, pues si se realiza de otra manera puede llevar a ciertas complicaciones, como por ejemplo, que los procesos de producción y comercialización o tiempos de atención de los servicios se retrasen o en el peor de los escenarios, se cancelen.

‘’Las organizaciones deben de analizar e investigar a fondo previamente para escoger estratégicamente a una empresa proveedora. Si se hace de manera idónea, se podrá avanzar y concretar proyectos e incluso fidelizar a los clientes a través de los correctos procesos, garantizando las entregas a tiempo y en la calidad esperada.’’ comparte Ruth Fernández, Jefa de Administración y Compras de Tgestiona, empresa líder de Facility Management en Perú.

Los negocios que tomen buenas decisiones al elegir un proveedor, pueden llegar a generar ahorros promedio del 20% a más. Asimismo, facilitar diversas gestiones para que los negociantes también dirijan su tiempo a otras acciones. Por ello, Fernández recomienda seguir las siguientes indicaciones:

1.    Recopilar información: Hacer una investigación previa y preliminar sobre lo que el negocio necesita, en qué tiempo, modalidad, envío, volúmenes y, sobre todo, el presupuesto con el que se cuenta y se podrá realizar una negociación directa e iniciar el proceso de trabajo.
  1. Evaluar opciones y alternativas: Realizar una lista de opciones y posibles proveedores e ir analizando la relevancia del producto o servicio que ofrecen, Además, al tener más candidatos, se pueden comparar aspectos claves, como experiencia en el mercado que nos permita asegurar el nivel de cumplimiento, entre otras características que lo diferencien de los demás competidores y al final decidir por la marca que mejor se acople al negocio. Asimismo, se debe considerar el historial de cada empresa para asegurarse de que no hayan tenido problemas de estafas, incumplimientos o inconvenientes parecidos. ‘’Un proveedor puede brindar variadas soluciones que vayan a mejorar los procesos de los negocios y convertirlos en procesos ágiles y eficientes que generen valor a la compañía’’ añade la vocera.
  1. Analizar los costos: Cada proveedor maneja su propia lista de precios, pero en muchos casos, este punto puede ser negociable y obtener beneficios como descuentos si es que se compran en grandes cantidades o se firma a largo plazo. Al evaluar los montos se debe considerar también otros gastos adicionales que pueden pasar desapercibidos, por ejemplo, el servicio de transporte que es importante para movilizar y recepcionar los materiales, viáticos y otros asociados a la logística misma.
  1. Condiciones de pago y garantías: Antes de firmar con un proveedor se deben conversar sobre devoluciones, garantías extendidas, soporte técnico, plazos de pago y cualquier otro servicio que esté relacionado a las necesidades requeridas. Y, una vez concretados estos aspectos, deben plasmarse por escrito en un contrato.

Es necesario mencionar que un proveedor puede llegar a ser una pieza fundamental en las empresas. Asimismo, se debe evaluar constantemente al proveedor, siempre asegurándose de que sus productos o servicios mantengan una excelente calidad, con entregas a tiempo y que cumplan con todo lo estipulado.

A %d blogueros les gusta esto: