¿Cómo usar tu seguro vehicular en caso de accidente?

Entre los meses de enero y julio del 2022, los accidentes de tránsito en las carreteras de nuestro país dejaron 14,127 lesionados y el 36% de casos ocurrió en Lima. En la costa del Perú, el 68.4% se da en la zona urbana y el 31.6% en carretera. Lamentablemente, los accidentes suceden todos los días; pero, ya sea que se trate de eventos graves con daños personales o menores con solo perjuicios materiales, es mejor estar preparado para enfrentar cualquier dificultad que se nos presente.

Los seguros vehiculares son un gran aliado en este aspecto, pues ayudan a cubrir la mayor parte de los gastos originados por el siniestro, siempre y cuando el asegurado haya cumplido con las condiciones de su póliza. Cabe mencionar que los seguros vehiculares cubren diversos tipos de siniestros: choques, vuelcos, robo del vehículo o de sus accesorios, atropellos, raspones en el vehículo, entre otros. También brindan asistencia y auxilio mecánico ligero, servicio de grúa (remolque) y ambulancia en caso de lesiones personales.

“Cada vez existen más alternativas de aseguramiento flexible. Hay seguros base, robo total, pago por kilómetros, todo riesgo, pérdida total, responsabilidad civil entre otros. Sin embargo, para que una persona pueda exigir a su compañía de seguros la indemnización por un siniestro, es necesario tomar en cuenta ciertas condiciones. Las aseguradoras suelen responder rápido a la necesidad de sus clientes”, comenta Mario Arbañil, subgerente de Seguros Personales y Affinity.

En ese sentido, Arbañil nos comparte cinco acciones que el asegurado debe realizar en caso le ocurra un siniestro vehicular:

  1. Verifica si no hay heridos: Comprueba que puedes realizar toda acción con normalidad. Si es así, cerciórate del estado de los demás involucrados en el siniestro, tanto dentro o fuera del vehículo.

  2. Comunícate con la aseguradora: Llama inmediatamente a la central de emergencias de tu compañía de seguros. Ellos te brindarán asistencia y evaluarán la cobertura que te corresponde.

  3. Permanece en el lugar del siniestro: Una vez realizada la llamada, un perito de la aseguradora llegará al lugar para la inspección correspondiente. Es importante no realizar mayor acción, ya que podría agravar la situación de los involucrados en el caso de heridos.

  4. Toma fotografías: Puedes registrar cómo ha quedado tu vehículo para tener un respaldo en caso de que la aseguradora te lo solicite.

  5. Facilita la información: Procura brindar toda la información que te solicite el representante de la aseguradora. Asimismo, colabora con todo lo que te indique la Policía o la autoridad presente en el momento.

Por último, Arbañil aconseja revisar de manera mensual la vigencia de los documentos de circulación y el estado del vehículo, sobre todo si vamos a realizar un viaje largo: tarjeta de identificación vehicular electrónica, SOAT, mantener los pagos del seguro vehicular al día, permiso de lunas, estado de multas, revisión técnica, presión de las llantas, entre otros.

A %d blogueros les gusta esto: