Conoce las enfermedades más comunes que amenazan el café y cómo prevenirlas

El 26 de agosto se celebró el Día del Café Peruano, gracias al reconocimiento mundial que tiene este cultivo por su alta calidad, además de ser uno de los principales producto de agroexportación tradicional del país y cuya producción involucra a agricultores de más de 380 distritos en 17 regiones del país. La producción de café es una actividad económica a la que se dedican más de 220.000 familias productoras, principalmente en la selva central.

Pese a la importancia económica del café, este no está exento de enfermedades y plagas que disminuyen su calidad y rendimiento, siendo un problema para los pequeños productores, cuyo desarrollo y el de sus familias dependen del cultivo y venta de este grano.

“En los últimos años, por diferentes factores, principalmente el cambio climático, se registra mayor incidencia de plagas y enfermedades que atacan los cultivos del cafeto, entre ellas la roya amarilla y la broca, principales problemas fitosanitarios con alto impacto a nivel nacional y en toda Latinoamérica, que pueden reducir la productividad del cultivo hasta en 50%”, señaló Jorge Soriano, Gerente país de la división de Soluciones para la Agricultura de BASF Peruana.

Entre las enfermedades y plagas que más afectan al café, el especialista destaca las siguientes:

1.     La roya amarilla es una de las enfermedades de mayor importancia. Causada por el hongo Hemileia vastatrix y el principal daño que ocasiona es la caída prematura de las hojas infectadas, lo cual puede reducir su rendimiento hasta en un 50%.  Se hace altamente peligrosa por su fácil diseminación a través del viento y lluvias.

2.     Ojo de gallo. Se desarrolla principalmente en climas húmedos por el hongo Mycena citricolor, el cual afecta al follaje y fruto, ocasionando la defoliación del cultivo. Su síntoma inicial son manchas redondas hundidas, de diferentes tamaños y de color amarillento. En el estado avanzado de la enfermedad puede desprenderse el tejido afectado, ocasionando perforaciones y caída de las hojas y los frutos de forma rápida y severa.

3.     La Broca (Hypothenemus hampei) es conocida por ser la plaga que más daño causa a los cultivos de café por el ataque directo al grano. Es un insecto que deposita sus huevos en los granos produciendo caída de frutos, pérdida de la calidad del grano y disminución de la producción.

4.     La mancha de Phoma (Phoma costaricencis) Es una enfermedad que se desarrolla en zonas altas en donde los días nublados, bajas temperaturas, alta humedad, y los vientos fríos, son los medios propicios para el desarrollo de este hongo. Es limitante para cultivos de café establecidos por encima de los 1.600 m de altitud. Para prevenir esta enfermedad es importante estar atento durante la floración, momento en que el cafetal queda más expuesto al hongo.

“En BASF contamos con un amplio portafolio para prevenir y manejar las enfermedades del café, que van a permitir una cosecha exitosa y el desarrollo de miles de familias productoras. Tener un adecuado plan de prevención permitirá estar preparados para cualquier tipo de situación “, indicó Soriano.

Algunas de las recomendaciones que ofrece el especialista para prevenir y manejar las enfermedades en el cultivo de café son:

1.         Opte por la renovación de cafetales con materiales resistentes a cada tipo de enfermedad. Es la alternativa de manejo más eficiente, sostenible, económica y ambientalmente responsable.

2.         Valore el control químico. El éxito de las aspersiones dependerá del adecuado manejo agronómico del cultivo, del momento oportuno, la selección del fungicida y de la correcta tecnología de aplicación.

3.         Evalúe podas en el cultivo de café, ya que estimula el crecimiento de tejido productivo de la planta y elimina parte del inóculo, así como el tejido dañado y/o muerto por efecto de la roya

4.         Considere la equilibrada fertilización, adaptada al requerimiento de la planta. Los nutrientes ejercen funciones específicas en el metabolismo del cafeto, apoyan el crecimiento y la producción. Manejar adecuadamente la fertilización mejora las condiciones de resistencia del cafeto a enfermedades. El requerimiento de la planta de café es mayor cuando manifiesta su máxima producción.

6.         Realice análisis de suelo, análisis foliar y adicione materia orgánica desde la siembra, ya que mejora las condiciones físicas, químicas y biológicas del suelo.

BASF continúa trabajando en fortalecer este sector y promover una alimentación de calidad y más saludable, resaltando la labor del agricultor y brindándole herramientas que fomenten su desarrollo.

A %d blogueros les gusta esto: