Día del adulto mayor: ¿Cómo identificar y enfrentar el Alzheimer?

El Día Nacional de las Personas Adultas Mayores se conmemora todos los 26 de agosto, con el objetivo de homenajear a las personas de avanzada edad que piden respeto a la dignidad y a seguir sensibilizando al Estado y la sociedad en su conjunto. Según datos oficiales del Ministerio de Salud (MINSA), se registra que alrededor de 200 mil adultos mayores de 60 años padecen de Alzheimer en el Perú.

El Dr. Javier Velásquez Morón, geriatra de la Clínica Javier Prado, indica que no hay una teoría exacta que explique la causa del Alzheimer, pero que hay dos aceptadas: la primera es por la existencia de la proteína amiloide concentrada en el cerebro y que destruye las neuronas transmisión provocando el deterioro cognitivo. Mientras que la segunda está relacionada a otra proteína llamada tau que genera los ovillos neurofibrilares como lesión, es decir, la comunicación y funciones dentro y fuera de la neurona se detienen, generando su discapacidad y eventual muerte. “Hasta el momento no hay cura, pero se están realizando estudios para desarrollar tratamientos que evitarían la proliferación de ambas proteínas, buscando prevenir el desarrollo de la enfermedad”.

El Alzheimer es más común en personas mayores de 60 años, pero existen algunos casos en adultos de 30 años, como pacientes de más de 100 años que no presentan esta enfermedad. De esta manera, el Dr. Velásquez nos presenta algunos puntos para poder identificarlo y saber cómo enfrentarlo:

Síntomas:

  • El inicio en la mayoría de veces es la pérdida de memoria a corto plazo, es decir no evocan sucesos recientes, seguido de no poder realizar las actividades que siempre solía hacer, además de no identificar el lugar donde vive o utilizar palabras que no son para nombrar objetos.
  • Muchas veces puede comenzar afectando la capacidad de cálculo de la persona, no pudiendo salir a comprar, perdiendo dinero.
  • Se pueden presentar también trastornos de la conducta como depresión, agresión o confabulaciones, culpando de lo que sucede a las personas de su entorno.
  • Existen tres tipos de Alzheimer: leve, donde el paciente no tiene dificultad para realizar actividades básicas de la vida diaria, pero, a veces, se confunde, comete errores groseros, tiene problemas en mencionar las palabras adecuadas, corresponde a un deterioro cognitivo significativo, sin embargo, puede quedarse solo en casa sin supervisión estricta; moderado, que es la más prolongada, donde el paciente tiene dificultad para valerse por sí mismo, no pudiendo quedarse solo en casa y son comunes la anorexia, el insomnio, la inversión del sueño y las confabulaciones exageradas. Suele haber cambios en el comportamiento, el paciente suele estar malhumorado y agresivo. En la etapa severa o grave, la persona pierde las facultades superiores, no se comunica ni deglute, no quiere caminar, se vuelve incontinente y llega a la postración.

Recomendaciones:

  • Motivar al paciente a elaborar actividades lúdicas, como juegos de sumas y restas, pequeños crucigramas o sopa de letras, rompecabezas y realizar asociaciones de palabras.
  • Incentivar la lectura, comprar su diario favorito impreso, sino puede leer, que vea televisión y preguntar que está viendo y que relate la trama.
  • Tener la habitación iluminada para que sepa que es de día y no invierta el sueño.
  • Acondicionar la habitación con relojes grandes para ver la hora y la fecha todos los días.
  • Colocar fotos de toda la familia en la habitación para que no olvide a sus familiares.
  • Siempre demostrarle amor y cariño, nunca insultarle, ni decirle que esta demente o loco cuando se equivoca.

“En nuestro medio, el diagnóstico del Alzheimer principalmente es por descarte, ya que no existe una prueba rápida y confiable que permita prever el desarrollo de la enfermedad, por eso es necesario que los adultos mayores acudan a su atención por geriatría para delimitar el riesgo como de otras patologías”, finalizó el especialista.

A %d blogueros les gusta esto: