Conoce los trastornos de la tiroides y cómo identificarlos

La tiroides es una glándula con forma de letra H, con dos lóbulos, derecho e izquierdo unidos por un istmo central, localizada debajo de la laringe. La función de esta glándula, a través de la secreción de las hormonas tiroideas, involucra procesos metabólicos de los lípidos y las proteínas, efectos sobre la función cardíaca, la regulación de la temperatura corporal, entre otros.

Muchas personas responsabilizan a la glándula tiroides por el sobrepeso y la obesidad, sin embargo, Denisse Champin, Decana de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Tecnológica del Perú (UTP), explica “que la causa más frecuente de sobrepeso y obesidad es la adopción de hábitos de vida no saludables que incluyen la alimentación y la falta de actividad física”.

Sin embargo, existen afecciones de la salud relacionadas con esta glándula, que es importante identificar a tiempo:

Hipertiroidismo. La hiperfunción tiroidea, que puede estar relacionada a una enfermedad de la propia glándula, así como a la ingesta de hormona tiroidea exógena. Se manifiesta por palpitaciones secundarias a arritmias cardiacas, sudoración, incremento del apetito, pérdida de peso y nerviosismo. En personas mayores, el cuadro se puede presentar con muy pocos síntomas y el médico necesita tener un alto índice de sospecha para diagnosticarlo.

Hipotiroidismo. La hipofunción tiroidea se manifiesta con cansancio, incremento de peso, bradicardia. Se precisa realizar un diagnóstico temprano, con la finalidad de brindar el tratamiento que mejore la calidad de vida del paciente.

Cáncer de tiroides. Como otros órganos y glándulas, la tiroides puede ser asiento de neoplasias. Algunos de los signos que puede causar son: un bulto en el cuello; ronquera o cambios persistentes en la voz; problemas para tragar los alimentos y dificultad para respirar. Estos síntomas también podrían ser causados por una afección no cancerosa, pero es necesario acudir a un especialista para descartar.

Para poder cuidar la tiroides y prevenir este tipo de patologías, la Decana de la Facultad de Ciencias de la Salud de la UTP recomienda realizarse evaluaciones médicas periódicas. Se debe acudir periódicamente a consulta para conocer cómo está funcionando nuestro organismo, ello se traduce en los chequeos que todo adulto debe pasar al menos una vez al año.

A %d blogueros les gusta esto: