¿Flacidez en los brazos? Consigue unos brazos firmes y tonificados con la tecnología de radiofrecuencia

Con el paso de los años, nuestra piel pierde elasticidad por la disminución en la producción de fibras de colágeno y elastina, mostrando así uno de los signos de envejecimiento más comunes en la población femenina: la flacidez, evidenciando adelgazamiento de la piel y menor firmeza. Mayormente, ésta se presenta en el área de los brazos y suele denominarse comúnmente “alas de murciélago”, motivo de preocupación para muchas mujeres de mediana edad.

La doctora Gilda Pérez del Centro de Medicina Estética de la Clínica Ricardo Palma, resalta que otras de las causas importantes de la flacidez suelen ser los cambios bruscos de peso, el embarazo, los cambios hormonales, la genética, el consumo de alcohol y tabaco, una inadecuada alimentación, la falta de ejercicios para una apropiada formación de músculos, etc.

“Estos factores van a contribuir a desmejorar considerablemente la calidad de la piel, evidenciando la pérdida de su firmeza. Además, cuando se trata de la edad, las células se renuevan con mayor lentitud y con déficit de generación de nuevas y buenas fibras de colágeno, a este proceso se le denomina neocolagenesis. La dermis, por ende, se vuelve más delgada y laxa” señala la especialista.

Afortunadamente, este problema estético en los brazos puede mejorar con una tecnología que ofrece la combinación simultánea de ondas de radiofrecuencia y ultrasonido con la ayuda de la terapia Exilis, que permite estimular a los fibroblastos dérmicos para mayor producción de fibras de colágeno y lograr una remodelación corporal, así como mejorar la estructura cutánea.

La doctora Pérez explica que para la aplicación de este tratamiento se realizan protocolos individualizados para cada paciente de acuerdo a una evaluación previa. La cantidad de sesiones aplicadas no debe ser menor a 5, al menos una vez a la semana en la misma zona, para poder percibir los resultados esperados por el paciente.

“La terapia con Exilis nos proporciona energía térmica que fomenta una adecuada estimulación y producción de nuevo y mejorado colágeno, gracias a su infusión de calor por encima de los 40 grados de temperatura, convirtiéndose en un efectivo tratamiento para reafirmar la piel en los brazos. Además, con esta alternativa de forma preventiva se evita realizar tratamientos con pocos resultados a futuro”, remarcó.

Para evitar la flacidez en los brazos, la especialista recomienda tener en cuenta una dieta balanceada (aumentando la ingesta de proteínas) y que sea adecuada a nuestro estilo de vida; mantener rutinas de ejercicio físico en la cual se incluyan ejercicios que favorezcan el desarrollo y formación de masa muscular (más aún en áreas tan difíciles como los brazos); realizar tratamientos competentes en el campo de la medicina estética con aparatología certificada que permita lograr nuestros objetivos, entre otros.

A %d blogueros les gusta esto: