Cinco recomendaciones si decides comprar un departamento con la gratificación

Al momento de adquirir un departamento, ya sea para cumplir el sueño de la primera vivienda o como una inversión a futuro, uno de los detalles que a menudo se pasa por alto es el estado de las instalaciones eléctricas.

De acuerdo con Fernando Gainza, Gerente Comercial de CELSA, las consideraciones a tomar varían según el tipo de inmueble que se desea obtener. Si el departamento es de estreno existe la posibilidad de verificar los materiales con los que se trabaja, mientras que, si la propiedad es de segundo uso, el punto más importante será la antigüedad del predio y si ha sido refaccionado.

En tal sentido el especialista de CELSA ofrece cinco recomendaciones que le servirán al inspeccionar su próxima adquisición:

  1. Conocer la ubicación de las conexiones eléctricas. Al comprar un departamento nuevo se debe revisar el plano de los circuitos. Es necesario confirmar que se encuentren lejos de fuentes de agua. En especial, en el baño y en la cocina que son los lugares donde se utilizan estos elementos. Si se trata de una vivienda que no es de estreno, el saber la disposición de las conexiones será útil al momento de hacer alguna remodelación.
  2. Tener una cantidad de enchufes adecuada. Evaluar la posición y el número de tomacorrientes evita el uso de extensiones, ya que estos implementos son un recurso temporal y no pueden sustituir a la red principal, pues generan sobrecargas.
  3. Emplear conductores eléctricos de calidad y seguridad. Si es un proyecto en construcción, hay que corroborar que el cableado utilizado sea de cobre, cuente con certificaciones de seguridad y esté protegido por un aislamiento apto para las condiciones de humedad y temperatura.
  4. Revisar el sistema de protección. El tablero eléctrico se debe encontrar en un lugar de fácil acceso. Es importante que cada circuito esté conectado a una llave termomagnética por separado. En caso de sobrecarga, estas cortan el paso de corriente y evitan accidentes como incendios.
  5. Verificar la antigüedad del sistema eléctrico. Si el departamento no es nuevo, se debe preguntar si ha sido refaccionado. De tener más de 20 años, es preferible reemplazar la red, pues ha llegado al límite de su vida útil y probablemente no tenga la capacidad para soportar la cantidad de equipos que se conectan en la actualidad.

En el mes de julio, la oferta inmobiliaria aumenta y, con la gratificación de fiestas patrias, muchas personas deciden adquirir una propiedad. La evaluación del sistema eléctrico es un aspecto fundamental para asegurarse de que su inversión y su familia se encuentren protegidos.

A %d blogueros les gusta esto: