Cuarta ola: ¿Cómo cuidarnos del COVID-19 en Fiestas Patrias?

Estas últimas semanas, se ha presentado un incremento importante de contagiados por COVID-19. Según el Ministerio de Salud, a la fecha se han registrado más de 3,700,000 casos confirmados. Esta situación dificulta los planes que las personas puedan haber coordinado, ya que se viene el fin de semana largo por fiestas patrias y las vacaciones de mitad de año de los escolares.

Por ello, Rafael Reaño Ortega, médico neumólogo de la Clínica Javier Prado, brinda seis recomendaciones a tener en cuenta y cuidarnos del virus si vamos a viajar:

  1. Durante el viaje: Debemos mantener las mismas medidas que en nuestros hogares, como seguir con el distanciamiento social con las personas que no son de nuestro núcleo familiar, lavarse frecuente las manos y evitar tocarse la cara, taparse con el antebrazo o un pañuelo desechable la boca al estornudar o toser y respetar el uso de las mascarillas en espacios públicos.
  2. En el transporte público: Si vamos a viajar en bus, es recomendable evitar, en la medida de lo posible, las horas punta; mientras que para las estaciones y/o aeropuertos, se aconseja acudir con tiempo a realizar el trámite previo al viaje (control de temperatura, cuestionario sobre el estado de salud, entre otros). No olvidar el uso de la mascarilla KN95 o doble mascarilla quirúrgica, asimismo, evitar tocar las superficies de los vehículos o llevar toallitas desinfectantes, cargar gel hidroalcohólico o lavarse las manos frecuentemente. Será necesario respetar la distancia social entre pasajeros y escoger el asiento cercano a la ventanilla porque suele estar más aislado del pasillo.
  3. Con niños: Los menores de dos años no usan mascarilla, pero se puede contemplar una careta que vaya de acuerdo a su tamaño, en el mercado existen varios modelos. Mientras que los niños a partir de los cinco años ya deberían de estar vacunados con dos dosis.
  4. Tener vacunas: Para estar súper protegidos contra la forma grave de la enfermedad, los adultos deberíamos de contar con las tres dosis de vacunación, a excepción de las personas con enfermedades crónicas, cáncer e inmunosuprimidos que habrían de tener las cuatro dosis. La vacuna de refuerzo deberá ser suministrada al menos dos semanas antes de realizar algún viaje para poder lograr un incremento adecuado de los niveles de anticuerpos contra el SARS-CoV-2.
  5. Contar con un botiquín: Lo básico que debería de contemplar en el botiquín es paracetamol (pediátrico y para adulto). Si la persona padece de asma o EPOC, debe llevar consigo sus inhaladores. Dichos medicamentos se llevan en el maletín o bolso de mano. No deben llevar ni antibióticos ni corticoides porque no aliviarán la infección por COVID-19.  Por otro lado, no hay que automedicarse con estos últimos ya que podrían desencadenar eventos adversos. Lo más importante es contar con un seguro médico para viajes al extranjero o acudir a un centro de salud en caso de viajes al interior.
  6. ¿Cómo debe ser el lugar?: El alojamiento debe ser ventilado, que asegure la circulación del aire y que la entrada no sea tan concurrida por personas externas al núcleo familiar. Sí vamos a pasar tiempo con personas que no viven con nosotros, podremos hacerlo al aire libre, e incluso si estamos sin mascarilla, es la opción más segura. Por último, evitar los lugares con gran acumulación de personas donde no puedan mantenerse los dos metros de distancia de los demás.

“Existen estudios recientes que han demostrado la eficacia de las dosis de refuerzo contra las nuevas sub-variantes de ómicron y, sobre todo, mayor eficacia en aquellos que han tenido una infección reciente por COVID-19 y, posteriormente, se han aplicado esta dosis de refuerzo. Mientras que, por el momento en nuestro país, la única vacuna autorizada para la administración en niños de cinco a 11 años es Comirnaty de 10 microgramos/dosis del laboratorio Pfizer”, comentó el Dr. Reaño.

A %d blogueros les gusta esto: