Mitos y verdades del vapeo: ¿Es tan nocivo como el cigarro convencional?

Actualmente, existe mucha información respecto al vapeo. Se dice que es una de las formas más eficaces para dejar por completo el hábito de fumar y también que es igual o más nocivo que un cigarro convencional.

Al respecto, el Dr. Diego Verrastro, Médico cirujano general especialista en Medicina de Emergencia y portavoz de RELDAT (Red Latinoamericana por la reducción de Daños Asociados al Tabaquismo) comenta algunos mitos y verdades entorno al vapeo:

  1. “Es más dañino que fumar» – Mito. Según el principal organismo de salud del Reino Unido y el Real Colegio de Médicos del Reino Unido, vapear es un 95% menos perjudicial que fumar, ya que los cigarros convencionales generan más de 7 mil sustancias químicas durante la combustión, muchas de ellas se han catalogado como cancerígenas. El vapor generado por el vapeo tiene algunas sustancias, pero que en los estudios han demostrado estar presentes en cantidades muy por debajo de lo límites permitidos en otros países.
  1. “Es una alternativa para dejar de fumar” – Verdad. Según explica el Dr. Verrastro, dentro de la reducción del daño del tabaquismo existen  muchas herramientas para dejar de fumar como vapeadores, parches, chicles, sprays, entre otros. Por ejemplo, en Reino Unido su uso es promovido por el Ministerio de Salud para las personas que buscan dejar de fumar; y en Nueva Zelanda es una herramienta clave en la meta para reducir el tabaquismo al 2025..
  1. “La nicotina de los vapeadores genera enfermedades cancerígenas al igual que los cigarros convencionales” – Mito. El Dr. Diego Verrastro comenta que está comprobado científicamente que la nicotina no produce cáncer, pero sí puede producir dependencia, como lo hace también el café, por ejemplo. Asimismo, señaló que la nicotina se encuentra en distintos vegetales como la papa, el tomate, la berenjena, y no se ha identificado daño a la salud por consumir estos productos.
  1. “El vapeo no genera vapeadores pasivos” – Verdad. De acuerdo al Dr. Verrastro, las personas situadas cerca de alguien que vapea no inhalan sustancias tóxicas como las que se encuentran en el humo del cigarro convencional, ya que solo eliminan vapor por la boca que no contiene monóxido de carbono. Por lo tanto, no existen los vapeadores pasivos.

El Dr. Verrastro comentó el progreso en la investigación científica en el tema de la reducción de daños y el vapeo está ayudando a romper varios mitos y malentendidos. “Durante el 2021 se realizaron más de 5 mil estudios en torno al vapeo, debido a que está generando el interés de la comunidad médica. Por eso, es ideal que se pueda educar a la población con data real y verídica. Nosotros como médicos tenemos la oportunidad de hacerle frente a esta problemática mundial y así seguir ayudando a nuestros pacientes con la reducción de daños asociados al tabaquismo”, puntualiza el Dr. Diego Verrastro.

A %d blogueros les gusta esto: