Padres limeños eligen colegios por exigencia académica y cercanía al hogar, revela estudio

Un estudio elaborado por PROFORUM y Pacific Latam expone la opinión y exigencias de los padres de familia de Lima y Callao sobre las propuestas educativas en el marco del retorno a clases presenciales luego de dos años de pandemia, revelando los principales motivos que consideran al momento de elegir un colegio para sus hijos, entre los cuales destacan la exigencia académica (43%), cercanía a casa (43%), aspecto económico (34%), y valores y formación humana (26%)[1].

La investigación, realizada a través de una encuesta a 420 padres y madres con hijos en edad escolar de colegios públicos y privados, expone que el 78% de ellos valora la educación como la prioridad más importante de la familia. Este porcentaje se acentúa en los niveles socioeconómicos C y D/E con 79% y 84% respectivamente. Por su parte, para aquellos que no consideran el aspecto educativo como la prioridad más importante, destacan la salud, alimentación y economía.

Edistio Cámere, educador, escritor y Fundador de PROFORHUM, recalca que los padres de familia exigen una mayor cantidad de propuestas educativas para elegir. “En todos los estratos socioeconómicos y por grupos de edad, los padres ponen en tercer lugar el aspecto económico. No porque no sea relevante, sino que la exigencia académica predomina”, refiere.

De igual manera, José Miguel Nieto, Director de Investigación de Mercados de Pacific Latam, sostiene que para la mayoría de los padres de familia encuestados, la educación es la inversión familiar más importante de sus vidas porque reconocen que el futuro de sus hijos dependerá de la calidad de enseñanza que reciban. “Es importante conocer su opinión y necesidades en esta materia de interés nacional con la finalidad de poder brindarles un mejor servicio que impactará no solo a favor de sus hijos sino también de todo el país», detalla.

Por otra parte, la encuesta destaca que el 58% de participantes se encuentra totalmente satisfecho con el colegio donde estudian sus hijos, otro 29% indicó estar satisfecho pero recalcó que podrían mejorarse ciertos aspectos como la enseñanza, infraestructura, mejores profesores, así como propuestas de talleres o actividades extracurriculares. El nivel de satisfacción total predominó en los colegios privados con un 73%, frente a un 44% en colegios públicos.

El estudio también dio a conocer que los padres y madres limeños prefieren una menor intervención del Estado y mayor libertad para elegir las escuelas de sus hijos. El 40% de ellos afirmó que estaría de acuerdo con una reducción de impuestos con la finalidad de tener mayor poder adquisitivo para elegir el colegio privado que más les guste para sus hijos. Esto destacó en los NSE C, D/E y en los padres hasta de 30 años de edad, quienes expresaron su interés por la alternativa de pagar menos impuestos. Por el contrario, la clase más acomodada se mostró dividida con respecto a esta opción.

Por otro lado, al ser consultados por todos los medios que emplearon para conocer la propuesta educativa del colegio de sus hijos, el 65% de los padres de familia señaló que se guiaron por la recomendación de amigos y familiares, posicionándose como la principal fuente utilizada por todos los niveles socioeconómicos y rangos de edades encuestados. En segundo lugar, destaca la visita presencial al colegio (40%), mientras que el 18% también obtuvo información sobre la propuesta educativa mediante publicaciones en internet y redes sociales, siendo los padres de familia del NSE A/B los que más utilizan estas plataformas.

Juan Carlos Ruiz, Vicepresidente de la compañía, detalla que a partir de la segmentación socioeconómica realizada en este estudio, se han destacado tres perfiles de preferencias psicográficas: “En primer lugar encontramos a Los Privilegiados (NSE A/B), quienes no desean cambios en la educación de sus hijos porque el colegio elegido para ellos cumple sus expectativas académicas. Luego se encuentran Los Aspiracionales (NSE C), quienes confían mucho en las recomendaciones, por lo cual pueden migrar a sus hijos de escuela con mayor frecuencia con el fin de brindarles una mejor educación. Por último, están Los Insatisfechos (NSE D/E), quienes reciben una educación deficiente, puesto a que no pueden pagar por un colegio particular. Este grupo generaría una mayor competencia en el sistema educativo, pero al no tener las herramientas, a largo plazo generan una mayor informalidad”, explica.

Finalmente, respecto a la brecha digital existente entre los alumnos de colegios públicos y privados, se reveló que el 27% de estudiantes de escuelas públicas no cuentan con internet en sus hogares, frente a un 9% de estudiantes de colegios privados que tampoco cuentan con este servicio en sus casas.


[1] Al ser consultados por las tres prioridades que toman en cuenta al elegir un colegio.

A %d blogueros les gusta esto: