Reality de motos nacional inicia grabaciones de su segunda temporada

Pulsar: Aventura en 2 Ruedas’, el primer reality de motos del Perú presentado por Pulsar y producido por PIAF, ha iniciado las grabaciones de su segunda temporada, tras una primera edición exitosa en el 2018 y que llega con gran expectativa en la comunidad motera.

En esta oportunidad, el proyecto orientado para los amantes de las motocicletas y la aventura, se llevará a cabo en el distrito de San Antonio de Cañete y tendrá una duración de 11 capítulos. Asimismo, los participantes de esta nueva producción, demostrarán su destreza con la motocicleta en variadas pruebas de velocidad, maniobrabilidad, retos técnicos de mantenimiento, en equipos y una dura convivencia, para lograr consagrarse como el mejor piloto amateur del Perú y ganar una moto NS200, modelo insignia del reality que resalta la velocidad y tecnología característica de Pulsar.

Dentro de los concursantes, encontraremos a jóvenes adultos, entre hombres y mujeres, que comparten la pasión por las motos, la adrenalina pura y la aventura. Además, llegan de diferentes ciudades de nuestro país, como Sullana, Tarapoto, Chepén, Chiclayo, Lima, entre otros, es decir, una mezcla de personalidades que han sido escogidas estratégicamente y que harán de esta convivencia una experiencia interesante y divertida.

Para los seguidores de la marca y de la competencia, el lanzamiento del tráiler oficial del reality se realizará en el XII Encuentro Pulsar que se llevará a cabo en la ciudad de Chiclayo del 29 al 31 de julio, mientras que la transmisión del reality está programado para la segunda quincena de agosto, publicándose 01 capítulo por semana a través de las redes sociales de Pulsar. Encuéntaos en Facebook como @pulsarperu,  Instagram @Pulsarmotosperu, TikTok @Pulsarmotosperu y en su canal de YouTube Bajaj Pulsar Perú.

Para finalizar, cabe resaltar que dicho proyecto llega gracias a Pulsar, Autodisa, Protuner, Primax y Shaft, empresas que apuestan por proyectos como este que tienen la finalidad de transmitir una competencia sana, inculcar valores y buenas prácticas al motociclista que utiliza este vehículo como parte de su rutina diaria.

A %d blogueros les gusta esto: