4 consejos para reducir el uso de bolsas de plástico en tu día a día

De acuerdo con información proporcionada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), una persona puede llegar a utilizar en promedio 200 bolsas de plástico al año, las mismas que tardan alrededor de 200 años en degradarse o descomponerse y que, además, constituyen gran parte de los residuos contaminantes que finalizan en los ríos y playas. Teniendo en cuenta esta problemática, cada 3 de julio conmemoramos el Día Internacional Libre de Bolsas de Plástico, que tiene por finalidad el impulsar la reducción de bolsas de plástico de un solo uso y promover su consumo responsable.

Pero ¿qué podemos hacer para contribuir a una solución y generar un cambio real? aquí te presentamos 4 importantes recomendaciones con las que puedes ayudar a generar un gran impacto en favor del medio ambiente si las aplicas en tu día a día.

  1. Utiliza bolsas biodegradables, que son fabricadas a partir de una mezcla de materiales orgánicos, como por ejemplo almidón de maíz o papa y fibras sintéticas degradables o fibras de petróleo. Éstas se degradan completamente luego de unos 18 meses y no generan ningún tipo de problema ambiental o contaminante.
  • Lleva contigo una bolsa reutilizable, son alternativas ecológicas y sostenibles. Suelen ser fáciles de plegar y por eso no ocupan mucho espacio. Ten una siempre en tu cartera o mochila, por si se te presenta la necesidad de hacer alguna compra que no tenías prevista. Será importante que la laves o limpies después de cada uso.
  • No olvides segregar y reciclar, todos los plásticos cuentan con símbolos que indican si estos son reciclables e incluyen un número del 1 al 10. En nuestro país, solo son fácilmente reciclables aquellos que están marcados con los números 1 y 2. Por eso, ten en cuenta usar solo estos dos tipos.  Si ya tienes bolsas de plástico procura reutilizarlas y si están en mal estado sepáralas de los demás residuos y busca echarlas a un contenedor de plástico.
  • Cuando pidas delivery apuesta por consumir en restaurantes que utilicen envases y bolsas ecoamigables. Así por ejemplo McDonald’s, como parte de su compromiso socioambiental, entrega para sus productos por delivery o para llevar, bolsas a base de fibra -cartón y papel- y embalajes que cuentan con certificación FSC (Consejo de Administración Forestal). Es importante destacar que esta certificación garantiza el manejo correcto de los bosques de los que proviene la materia prima y el tratamiento controlado en su producción. Además, a través de su plataforma “Cambiando un poco, cambiamos mucho”, la compañía busca inspirar a otros a ser parte activa de la solución. Para conocer más visita el sitio www.recetadelfuturo.com.
A %d blogueros les gusta esto: