“#Porquelodigoyo”: Servier lanza campaña pública para concientizar sobre la importancia de la medición de la presión arterial

Servier, grupo farmacéutico mundial- en colaboración con el Mes de la Medición de Mayo y la Sociedad Peruana de Cardiología- lanzó campaña de detección de hipertensión por cuarto año consecutivo, denominada «#Porquelodigoyo». Esta campaña mundial tiene como objetivo concientizar a la población sobre la importancia de hacerse un chequeo de la presión arterial. Este año el mensaje es aún más crucial ya que, durante los últimos 2 años de pandemia, el acceso a los médicos fue más difícil para los pacientes y por lo tanto el diagnóstico de la hipertensión se ha retrasado.

Con unos 1.300 millones de enfermos[1] en el mundo, la hipertensión es la principal causa de mortalidad.[2]

Según el estudio TORNASOL II se calcula que la prevalencia de hipertensión en el Perú es de 27.3% y se prevé que esta cifra aumente. Además, la hipertensión es el principal factor de riesgo de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares; y trae otras complicaciones como la insuficiencia cardíaca, la enfermedad vascular periférica, la insuficiencia renal, las enfermedades oculares graves y el deterioro cognitivo.

Cabe señalar que a la hipertensión se le conoce como el «asesino silencioso» porque, a pesar de que a menudo no hay signos ni síntomas, puede provocar graves enfermedades cardiovasculares. Una medición de la presión arterial es la única forma de saber si la presión arterial es demasiado alta.

«#Porquelodigoyo» tiene como objetivo volver a centrar la atención del público animando a los niños y adultos jóvenes a motivar a sus padres y seres queridos para que se hagan revisar la presión arterial. La campaña se compartirá en Facebook, Twitter, LinkedIn e Instagram durante todo el mes de mayo.

«Servier sigue comprometido en la lucha contra la hipertensión en colaboración con los profesionales de la salud, asegurando un diagnóstico precoz ya que es fundamental que los pacientes estén protegidos contra las graves consecuencias de la hipertensión lo antes posible” dijo David Pédelabat-Lartigau, Director del portafolio de hipertensión de Servier.

Construir la campaña junto con los pacientes

Desarrollada por segundo año con Global Heart Hub, la campaña de 2022 incorpora nuevos mensajes y elementos visuales que han sido desarrollados con el apoyo de los pacientes. Bertrand Renaud, Director de Pacientes del Grupo Servier señaló que el diagnóstico tardío es un reto importante en la hipertensión cuando es muy fácil hacer la medición de la presión arterial. “La detección precoz es clave para evitar complicaciones y con los pacientes tenemos que desarrollar la adherencia a estas medidas preventivas», dijo. Asimismo, comentó que la edición 2022 de la campaña, desarrollada juntamente con Global Heart Hub, la Alianza de Organizaciones de Pacientes Cardiacos, es un ejemplo perfecto de nuestro compromiso de trabajar con los pacientes.

Por su lado, Neil Poulter como líder de la iniciativa del Mes de la Medición de Mayo (MMM) señala “A pesar de la pandemia de COVID-19, pudimos examinar a aproximadamente 650 mil adultos de 54 países durante la campaña MMM de 2021. En 2022 estamos muy contentos de poder colaborar con la campaña que tan bien complementa las actividades de MMM».

Finalmente, Servier resaltó que el objetivo de esta nueva campaña es volver a poner esta enfermedad en el punto de mira ya que hablar de la hipertensión con las personas que le rodean -amigos o familiares- puede suponer una gran diferencia en el control de la enfermedad. “Si los adultos mayores se someten a un control de la tensión arterial, pueden controlar mejor su presión arterial y reducir así el riesgo de sufrir un accidente cardiovascular” dijo David Pédelabat-Lartigau.

Más información en www.myhealthpartner.com


2 NCD Risk Factor Collaboration (NCD-RisC). Worldwide trends in blood pressure from 1975 to 2015: a pooled analysis of 1479 population-based measurement studies with 19·1 million participants. Lancet 2017;389:37-55.

[2] Poulter N et al. Lancet. 2015;386(9995):801-812.

A %d blogueros les gusta esto: