Mitos y verdades de la artritis y artrosis

Si bien son parecidos, los términos artrosis y artritis tienen significados diferentes. Lo único en común entre ambos es que implican dolencias en las articulaciones o alrededores. La artritis es la inflamación de las articulaciones, mientras que la artrosis es el desgaste o daño de los cartílagos de la articulación. Puede haber un paciente que tenga artrosis y artritis a la vez.

Existen muchas causas de artritis, desde inflamaciones por sobreuso hasta infecciones por ingreso de microbios a la articulación, pasando por las enfermedades de tipo reumático como artritis idiopática juvenil, dermatomiositis, artritis rematoide, entre otros. Por el lado de la artrosis, por lo general las causas son el desgaste por el tiempo (edad), el sobrepeso, alteraciones del eje de las articulaciones, secuelas de lesiones como fracturas o traumatismo sobre la articulación.

El doctor Orestes David Ríos Morales, traumatólogo de la Clínica Javier Prado, comenta que se puede prevenir la artrosis evitando el sobrepeso, las lesiones de los meniscos y controlando problemas como la gota o las enfermedades reumáticas. “Lo mejor será no esperar a estar mal para acudir a un médico para revisión. Por otro lado, las personas con artrosis pueden recuperarse a través de las terapias de rehabilitación, por ejemplo, una rodilla con artrosis y con correcta movilidad articular, gracias a sus buenos músculos, será menos dolorosa que una rodilla con el mismo grado de desgaste, pero que no funciona bien y no tiene buenos músculos. Asimismo, la ayuda de medios físicos en la terapia como el magneto, puede disminuir la inflamación”.

Muchas personas tienen un concepto erróneo de las características de estas enfermedades, por ello, el Dr. Ríos da a conocer tres mitos y verdades sobre la artritis y artrosis:

  1. La artritis y artrosis solo les da a los adultos mayores
  • Los más propensos a la artritis son los que tienen sobrepeso o realizan actividades deportivas de alto impacto.
  • –               La persona que tenga el diagnóstico de alguna enfermedad reumática y no se controle, tendrá posibilidad de tener artritis.
  • No tiene cura
  • Algunos tienen cura, pero dependerá del tipo y grado de compromiso que tenga la articulación.
  • El frío produce más dolor
  • El frío, como otras condiciones, puede hacer que el paciente crea que siente más dolor. El dolor es modificable en su percepción por algunos factores, ejemplo: la ansiedad.
A %d blogueros les gusta esto: