Big City Nights: Del artista Marcos Palacios

El siglo XX ha sido el comienzo de un período inconcluso caracterizado por la expansión de las áreas urbanas a un nivel casi global. Dado que la ciudad es, cada vez más, el medio ambiente primario de los seres humanos, de manera forzosa ha de influir en sus producciones culturales, concretamente, en las expresiones plásticas.

Marcos Palacios toma como punto de partida una canción de la banda Alemana Scorpions en la que, como premisa, las grandes ciudades tienen sus grandes noches; como punto iniciático o referencial, las metrópolis concitan aquella seducción en la que, como si fuera un laberinto de múltiples pasiones el ser humano se sumerge en los intrínsecos campos de sus resquicios y disquisiciones.

Dicho esto en contraposición a este último tiempo en el que, producto del confinamiento prolongado, el sosiego, la parsimoniedad y el agotamiento se ajustaron a los lineamientos de  la nueva normalidad, en ella lo social se detiene, desaparece para convertirse en prolongados momentos de quietud, en los que se recapitula esa nueva forma de ver, de sentir, indefecta, retenida en un tiempo y una espacialidad irresuelta.

Palacios no desea pintar la ciudad grande, sino más bien el componente humano que la transita, que la concita, pinta personajes frenéticos, emancipados de sus frenos conservadores, imaginando el estadio del caos y el bullicio. Un baile que siempre ejercen las sutiles intenciones que puede enmascarar la noche.

Para comprender el universo del artista habría que decir que Big city nights es parte de un proceso de continuas hibridaciones en las cuales el factor  humano asume la pauta , y por el  cual  se formula un referente de naturalezas corpóreas libres, siempre atadas a la paleta  neo expresionista del pintor.

Big city night ronda las imágenes de grandes formatos en los cuales no solo el color de la psicodelia se proyecta  sino que gesticula también el sueño de la celebración y el derroche, un recordaris del que aquí no hay sueño, que no se pueda hacer realidad, si estás buscando el amor que ilumina las grandes noches de la ciudad.

A %d blogueros les gusta esto: