La UTP implementa su Centro de Apoyo a la Tecnología y la Innovación

Con el objetivo de facilitar el acceso a información tecnológica y proveer asistencia técnica para la protección de la propiedad intelectual, en beneficio de su comunidad, la Universidad Tecnológica del Perú pone en marcha su Centro de Apoyo a la Tecnología y la Innovación (CATI).

La Red Nacional CATI es una iniciativa del Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi) y la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI). Está constituida por universidades, centros empresariales, de investigación, entre otros, y busca facilitar a los innovadores el acceso a informaciones de tecnologías relacionadas al sistema de patentes y otros servicios vinculados con la propiedad intelectual.

Con esta iniciativa, los estudiantes de pregrado, posgrado, docentes y colaboradores en general de la UTP podrán acceder a los siguientes servicios gratuitos:

Búsqueda de información tecnológica. Asistencia en la búsqueda de información científica y técnica contenidas en las bases de datos de patente.

Capacitación. Formación de capacidades en estrategias y técnicas de búsqueda en bases de datos de patentes, mediante el uso de buscadores especializados.

Orientación en propiedad intelectual. Orientación sobre los derechos de propiedad intelectual a lo largo del proceso de investigación y/o innovación.

Identificación de materia protegible. Asistencia técnica para la protección de creaciones a través de patentes, marcas, registro de software, entre otros.

Reportes de viabilidad. Evaluación de criterios de patentabilidad de productos y procedimientos para una eventual solicitud de patente.

Al respecto, Jorge Hilario, coordinador del CATI de la UTP, afirma que “todas las creaciones que hace una persona tienen que ser valoradas, reconocidas y protegidas. Es por ello, que a partir del CATI de la UTP estaríamos identificando cuáles son estas creaciones de los miembros de la Universidad, dándoles el reconocimiento respectivo y apoyándolos en su registro”.

“Desde el CATI incentivaremos la actividad de invención a nivel de la comunidad universitaria y también vamos a poder crear oportunidades para la generación de nuevas fuentes de recursos propios, mediante un sistema de transferencia tecnológica de los inventos y creaciones que se hagan, hacia la comunidad productiva o el sector privado”, concluye Jorge Hilario.

A %d blogueros les gusta esto: