Taquicardias: ¿Qué son?, ¿Por qué se producen? y ¿Cómo se tratan?

Palpitaciones rápidas en el pecho que algunas veces se sienten hasta en el cuello, acompañadas en ocasiones con falta de aire, dolor torácico en forma de opresión y pérdida de consciencia son algunos de los síntomas generados por las taquicardias.  

El doctor Rodrigo León Vivar, cardiólogo de la Clínica Ricardo Palma, explica que el término taquicardia hace referencia al ritmo y frecuencia cardiaca. La frecuencia cardiaca es el número de latidos del corazón que se pueden contar en un minuto, siendo lo normal entre 60 y 100 latidos por minuto (lpm).

“Cuando el corazón late más rápido de lo normal a un ritmo inusual (más de 100 lpm) estamos hablando de una taquicardia”, señala el especialista tras agregar que pueden tener causas fisiológicas y patológicas.

Cuando son fisiológicas, responden a estímulos externos que provocan liberación de adrenalina en el organismo, lo que acelera el corazón. Por ejemplo, un susto, un dolor intenso, un momento emocionante o al realizar ejercicios. En cambio, son patológicas cuando hay una alteración en la red que conduce los impulsos eléctricos del corazón acelerando sus latidos.

CUIDADO CON ESTO

¿Cuáles son los factores que pueden predisponer a un episodio de taquicardia? Los más frecuentes son: obesidad, sedentarismo, tabaco, alcohol en exceso, hipertensión arterial no controlada, diabetes mal manejada, dislipidemia (aumento de grasa en la sangre), actividad física o deportiva en exceso y la edad (a más años, mayor riesgo).

Cuando la taquicardia tiene causas fisiológicas no requiere tratamiento médico, algunas veces solo hay que controlar el factor externo que la genera. En cambio, si se origina por una alteración a nivel de tejido de conducción cardíaco, el manejo inicial es con medicamentos. Sin embargo, si el paciente no mejora, se opta por tratamientos intervencionistas como un estudio electrofisiológico.

Otro procedimiento es la ablación con catéteres. Consiste en ingresar con tubos finos y flexibles a través de venas y arterias hasta el corazón para ubicar el foco que genera las palpitaciones rápidas, a fin de eliminar el camino eléctrico defectuoso.  En ocasiones, el especialista aconseja esta intervención como tratamiento de primera línea.

Entre las complicaciones más frecuentes de las taquicardias se encuentran: la pérdida transitoria de consciencia con recuperación inmediata (síncope), accidente cerebrovascular isquémico (conocido como infarto cerebral) y muerte súbita en casos de taquicardias en corazones previamente dañados como insuficiencia cardiaca o post infarto cardíaco.

MEDIDAS DE PREVENCIÓN

  • Visite al cardiólogo si siente palpitaciones rápidas en el pecho sin motivo aparente.
  • Chequeos cardiológicos periódicos, en hombres a partir de los 30 años y mujeres desde los 35 años. Más aún si sufren enfermedades como: hipertensión arterial, obesidad, diabetes, dislipidemia, artritis reumatoide, hipertiroidismo.
  • Llevar un estilo de vida saludable; actividad física regular, de 3 a 5 veces por semana, mínimo por 30 minutos; dieta saludable, sin exceso en calorías, grasas saturadas ni sal; evitar el consumo de alcohol en exceso y de sustancias nocivas, como el tabaco y otras drogas.
A %d blogueros les gusta esto: