Acciones de vigilancia y monitoreo en 130 comunidades nativas permiten conservar 1 592 426 hectáreas de bosques amazónicos

 Un total de 130 comunidades nativas, en 9 regiones amazónicas del país, fortalecen su labor de monitoreo y de vigilancia con el fin de garantizar la conservación de 1 592 426 hectáreas de bosques, gracias al apoyo del Programa Nacional de Conservación de Bosques para la Mitigación del Cambio Climático (Programa Bosques), del Ministerio del Ambiente (Minam).

Esto es posible en virtud de los convenios de conservación suscritos con tales comunidades para la entrega de una subvención económica que es utilizada en el desarrollo de actividades que permiten la conservación de ese tipo de ecosistemas. 

Para tal efecto, cada comité de vigilancia comunal recibe equipamiento y capacitación, además usa las alertas tempranas de deforestación de la plataforma Geobosques (https://geobosques.minam.gob.pe).

Al recibir un aviso en sus respectivos territorios, sobre posible pérdida de bosques, acuden al lugar para verificar la información, tomar medidas preventivas o de control y coordinar con las autoridades competentes. 

Gracias a la labor de los comités de vigilancia, las comunidades pueden actuar de manera oportuna ante eventos de deforestación, riesgos de invasión en sus bosques, desarrollo de actividades ilegales como tala ilegal y minería ilegal, entre otros.

Experiencias exitosas

Casos representativos en la mejora de la vigilancia comunal son las experiencias de las comunidades nativas de Nuevo Saposoa y Patria Nueva de Mediación Callería, ambas de Ucayali, quienes obtuvieron el “Premio Ecuatorial 2019” otorgado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), por usar la tecnología satelital y celular en el monitoreo de más de 15 000 hectáreas de tierras ancestrales, lo que permitió reducir la tala ilegal en la Zona de Amortiguamiento del Parque Nacional Sierra del Divisor.

Otra experiencia de éxito es la comunidad nativa Yamino del distrito y provincia de Padre Abad, Ucayali, en la Zona de Amortiguamiento del Parque Nacional Cordillera Azul. A través de su comité de vigilancia y monitoreo de bosques, lograron asegurar que el aprovechamiento forestal en su territorio, que está a cargo de una empresa privada, se desarrolle en estricto cumplimiento de lo que establece el Plan de Manejo Forestal. 

En Yamino el área para el uso de el bosque con fines madereros abarca 10 036.57 ha.

El dato:

–          El Programa Bosques del Minam contribuye al fortalecimiento de los comités de vigilancia y monitoreo de cada comunidad, impulsando su equipamiento y capacitación para una mejor planificación de sus actividades (lecturas de mapas, verificación de alertas de deforestación y articulación con sus organizaciones indígenas y con entidades públicas o privadas).

–          Durante los primeros 10 años de labor, el Programa Bosques suscribió convenios con 274 comunidades nativas, lo que permitió la conservación de 2.9 millones de hectáreas de bosques, en beneficio de más de 22 mil familias.  

A %d blogueros les gusta esto: