5 pasos para eliminar las manchas de tomate

Cuando crea que ha logrado escapar de una comida de pasta sin una sola mancha, inevitablemente encontrará una más tarde. Y aunque es posible eliminarlas, estas manchas anaranjadas de grasa son horribles y pueden arruinar tu estado de ánimo.

No importa lo cuidadoso que sea, la salsa de tomate siempre tiene una forma disimulada de manchar tu prenda favorita. Pareciera como si los espaguetis y la salsa de tomate tuvieran una atracción mágica por las camisas nuevas y limpias.

Es importante tener en cuenta que, si la mancha contiene aceite, se debe tratar la parte aceitosa con un detergente suave. La mayoría de las salsas para espagueti están hechas con carne, y debe eliminar ese exceso de grasa de la carne antes de poder manipular el tomate.

De esta manera, Alicia Peralta, Responsable de Personal Care de BASF Peruana, comparte consejos para tratar la mancha de tomate una vez eliminada la parte aceitosa:

1. Retire la mayor cantidad de salsa de tomate posible del tejido.

Intente raspar la mancha con una cuchara, espátula o cuchillo de plástico. Estos utensilios no dañan su ropa y ayudan a eliminar el exceso de salsa. Es tentador omitir este paso, pero si lo hace, podría terminar coloreando accidentalmente otras áreas de la tela que entren en contacto con el exceso de tomate.

2. Deje correr el agua por la parte posterior de la mancha.

Haga esto tan pronto como sea posible. Esto forzará la mancha en la dirección opuesta a la fibra. No deje correr agua sobre la mancha de tomate, esto puede hacer que penetre más en tu ropa. Si es posible, intente mantener el agua fluyendo durante 10 a 15 minutos o hasta que el agua salga clara después de pasar a través de la tela.

3. Frote un poco de jabón líquido para lavar la ropa en el área manchada de la tela.

Use movimientos circulares suaves comenzando desde el exterior del área manchada y moviéndose hacia el centro. Deje reposar durante 10 minutos antes de enjuagar por completo.

4. Aplicar un quitamanchas

Use un quitamanchas que contenga peróxido de hidrógeno o, si la ropa es blanca, un agente blanqueador suave (lejía). Deje actuar de 5 a 10 minutos y luego lave su ropa normalmente en una lavadora o a mano, lo que sea más conveniente.

5. Antes de secar, vuelva a revisar la mancha.

Las manchas de secado al sol o las manchas que pasan a través de una secadora de ropa pueden marcar permanentemente la tela. También puede dejar que la prenda se seque primero y luego inspeccionar si hay signos de mancha, pero asegúrese de secarla a la sombra.

Si la mancha persiste, frote el detergente en la mancha nuevamente y deje la tela en agua durante 30 minutos. Enjuague bien y vuelva a aplicar quitamanchas y lavar según las instrucciones.

Para asegurarse de que se elimine todo, puede volver a realizar estos pasos incluso si no puede ver ningún resto de una mancha solo para asegurarse de que su camiseta blanca esté a salvo de esas desagradables manchas de salsa de tomate.

Para otros tipos de manchas y soluciones en la limpieza del hogar, consulte el enlace de BASF Home Care.

A %d blogueros les gusta esto: