Tres consejos para cuidar de tu refrigeradora

El mantenimiento adecuado de los electrodomésticos pueden prolongar su vida en el hogar lo que también ayuda a generar un mundo más sostenible. El refrigerador es uno de los equipos que más trabaja, por ello, es fundamental realizar un cuidado regular. A continuación, Bo Seo, gerente de marketing de LG Perú, recomienda seguir los siguientes consejos para prolongar su funcionamiento por hasta 20 años.

Revisa la instalación del equipo

Uno de los aspectos más importantes de la instalación de una refrigeradora es la ventilación, ya que esto contribuye a la eficiencia del enfriamiento y al ahorro de energía. Por ello, se recomienda ubicarla sobre una superficie pareja y dejar un espacio de entre 10 y 15 centímetros, en la parte trasera y en los costados. Es muy importante que el aire pueda circular libremente, sobre todo en la parte de atrás para evitar incendios.

En cuanto a la conexión eléctrica, es fundamental evitar usar cables o extensiones que puedan ocasionar un cortocircuito. Es mejor enchufar el equipo con conexión a tierra. Además, el espacio en el que está instalada debe estar libre de humedad para evitar cortocircuitos y la oxidación de los materiales.

Realiza una limpieza profunda periódicamente

LG Perú recomienda realizar una limpieza profunda de la refrigeradora al menos una vez cada dos meses para garantizar el buen desenvolvimiento de la misma y la salud de la familia. Para ello, el primer paso es desconectar el equipo y retirar todos los alimentos. Luego, se deben lavar los cajones y los separadores en agua caliente con jabón.

Si este carece del sistema No Frost, LG recomienda que, antes de realizar la limpieza del interior, se descongele el equipo. Cuando el hielo esté derretido, se puede humedecer un paño con un producto especial, o con una mezcla de bicarbonato de sodio y agua (1 cucharada por litro de agua). Además, para evitar los molestos olores que dejan algunos productos, se recomienda dejar un recipiente con bicarbonato de sodio dentro.

Para el exterior, es mejor utilizar una mezcla jabonosa y limpiar bien las gomas de sellado de las puertas. Además, al menos una vez al año se deben limpiar las pelusas de la parte trasera para que no se obstruya el ventilador. Esto debe hacerse siempre con el equipo desenchufado y utilizando una aspiradora o una escobilla suave.

Haz un uso adecuado del equipo

Un buen uso del equipo también impacta sobre el bienestar del hogar. Por ello se debe tener en cuenta la temperatura y la forma en la que se almacenan los alimentos. La temperatura óptima para lograr la máxima eficacia de la misma debe estar entre 2,7° y 4,4°C, ya que esto permite que el ambiente interno se mantenga constante, proporcionando la más alta calidad de conservación de los alimentos.

Asimismo, al almacenar los productos, es necesario hacerlo en recipientes con tapas bien ajustadas o envolverlos en plástico o papel de aluminio para minimizar la humedad en la unidad. Además, estos deben estar fríos antes de guardarlos, de lo contrario, aumentará la temperatura en el interior, obligando a la nevera a trabajar más para estabilizar las temperaturas.

A %d blogueros les gusta esto: