Los peruanos duplican el uso que hacen de la tarjeta a lo largo del mes, según Minsait Payments

Una vez superada la fase más dura de la Covid-19, se consolida la tendencia de convivencia entre distintos medios de pago iniciada en 2020, que son empleados por los consumidores en función de sus preferencias y las alternativas ofrecidas. En este contexto, aunque se recupera el uso del efectivo, la tarjeta conserva su protagonismo en Perú mientras sigue aumentando el porcentaje de la población que utiliza medios de pago digitales alternativos, especialmente a través del móvil.

Si bien el efectivo está lejos de desaparecer, se ha evidenciado que este está siendo reemplazado por las tarjetas cuyo uso, entre 2020 y 2021, ha pasado de un 27,6% a un 42,3%. Así lo explica el XI Informe de Tendencias de Medios de Pago, recientemente presentado por Minsait Payments, empresa que agrupa todos los productos, soluciones y servicios de medios de pago y los más de 1.000 profesionales especializados de Minsait, una compañía de Indra, aplicando un modelo que busca fomentar su agilidad comercial y flexibilidad estratégica. 

Perú se sitúa además por encima de México (40%) y Ecuador (31,5%) en el uso de tarjetas de débito, crédito y prepago físicas como principal medio de pago alcanzando en el último año el 42,3%. De hecho, los países que más han incrementado el pago con tarjeta han sido Perú (+ 14,7 p.p.) y Chile (+ 12,2 p.p.).

Asimismo, los principales medios de pago tuvieron el siguiente registro en el Perú entre la población bancarizada: el 78% hace uso de tarjetas físicas (débito, crédito, prepago), el 65,5% prefiere el cargo en cuenta, transferencia o domiciliaciones, el 61% usa apps de pago entre particulares y el 37,8% usa billeteras o agregadores de tarjetas.

El Informe de Minsait Payments ha sido realizado con la colaboración de Analistas Financieros Internacionales (AFI) y ha incluido las opiniones de 225 directivos y expertos del sector, así como las recogidas en las 4.800 entrevistas realizadas a la población bancarizada de 13 países de Latinoamérica y Europa, entre los que se encuentran Perú, Brasil, Colombia y España. El informe está disponible en: https://mediosdepago.minsait.com/es

Los expertos entrevistados confirman la tendencia al uso simultáneo de varios medios de pago sin que exista previsión de abandonar ninguno a corto plazo. De cara a 2030, 1 de cada 3 apunta a un empate técnico entre las tarjetas de pago y los pagos desde cuenta, mientras el dinero en efectivo se sitúa en la tercera posición del ranking y solo uno de cada siete entrevistados lo ve como medio de pago de uso mayoritario en 2030.

Por otro lado, se mantiene estable durante el último año la tenencia de tarjetas de crédito en países como Perú frente a la caída experimentada en otros países como Reino Unido y Portugal.

En la actualidad, el Perú ha recuperado la población que disponía de tarjeta de crédito, pasando de un 47,5% a un 57,8% con respecto al último año. Esto ha generado que experimente el segundo incremento más acentuado en el uso frecuente de la tarjeta de crédito para compras de alto valor, solo por detrás Colombia. Sin embargo, a pesar de esta gran mejora, Perú se destaca por ser un país de débito, es decir, más del 80% de las tarjetas en circulación son de esa modalidad. Incluso, continúa siendo uno de los que más porcentaje de población bancarizada concentra con dos o más tarjetas de débito, alcanzando a un 56,2% de esa población. Los pagos por POS con ambas tarjetas se mantienen estancados y los retiros en ATM duplican su valor.

Auge de los pagos con dispositivos móviles

La utilización del móvil para envío de dinero, pagos en comercios físicos y compras online se ha disparado en todos los países. El hecho de que el usuario sea cada vez más móvil indica que este dispositivo sigue su evolución para convertirse en la cartera, el instrumento de pago y el canal desde el que se realizarán las compras.

Perú se sitúa con 61%, junto a Brasil, como dos de los países en los que más bancarizados han utilizado las aplicaciones móviles de pago entre particulares durante el último mes. Asimismo, los peruanos comentan que es uno de sus medios de pago favoritos solo después de las tarjetas. Es así que dentro de sus principales actividades para emplear este tipo de servicio se encuentran la recepción y envío de dinero entre particulares (amigos, familiares, conocidos, etc.) y el pago por productos o servicios (tiendas, taxis, administraciones públicas, servicios personales, etc.).

Según el XI Informe de Tendencias de Medios de Pago, de los peruanos que pagan mediante dispositivo móvil, el 50,8% hacen uso del móvil para leer el QR de un establecimiento; el 48,8%  realiza pagos a través de un código QR o un código de barras generados en el móvil del usuario que se enseña en los establecimientos.

Por otro lado, en lo que a la modalidad NFC y de Pago In-App concierne, la tendencia ha disminuido, pasando de un 25,9% a un 17,5% y de un 60,3% a un 42,9%, respectivamente. Algunas de las razones por las que esto sucede se deben a la falta de conexión permanente a Internet, la falta de confianza hacia este medio, la falta de conocimiento sobre esta metodología de pago, la complicación de esta transacción, entre otras. Asimismo, también influye el hecho de que NFC ha perdido terreno en casi todos los mercados frente a otras alternativas, solo lidera en Europa.

A %d blogueros les gusta esto: