Seis recomendaciones financieras para garantizar la supervivencia de un emprendimiento

El Perú es uno de los países más emprendedores, tanto a nivel mundial como regional. Ello se ve reflejado en la gran cantidad de peruanos que tienen un emprendimiento como su única fuente de ingresos.  En este contexto, para asegurar la supervivencia de un nuevo negocio, las finanzas se vuelven un factor esencial.

Para Hugo Zavala, coordinador de la carrera de Administración, Banca y Finanzas de la Universidad Tecnológica del Perú (UTP), “la gestión financiera requiere de personas preparadas y con actitud positiva, porque las finanzas desempeñan la función dinámica en el crecimiento y desarrollo de las empresas. Enfrentan la volatilidad de los precios, cambios tecnológicos, políticas fiscales, incertidumbres en la economía mundial, desastres naturales, etc.”.

En ese sentido, el especialista brinda algunas recomendaciones a tener cuenta para garantizar la salud financiera de un emprendimiento:

Tener a la planificación como base. Toda empresa, sin importar el tamaño, el sector y la naturaleza de su negocio, debe tener un plan financiero.  Esto es importante, porque para gestionar las finanzas correctamente, se debe establecer con anticipación cuánto dinero se gastará y prever los ingresos que se generarán en un plazo específico de tiempo.

Conocer el entorno financiero. Es importante analizar las variables externas que pueden influir en las finanzas de la empresa. Para ello se debe saber sobre las leyes, normativas y regulaciones financieras del país. Además, debido a la globalización, es indispensable conocer el panorama internacional. Y también comprender cómo funciona el sector del negocio y los precios de la competencia.   

Poseer un fondo para imprevistos. A pesar de proyectar los gastos, hay situaciones y factores externos que podrían repercutir en las finanzas de un comercio como reparaciones inesperadas o el aumento en el precio de los insumos. Por ello es importante ahorrar y poseer un fondo de dinero para evitar detener el negocio temporalmente o disponer de capital que ya estaba destinado para otros fines.

Separar las finanzas personales de la empresa. Para poder llevar una correcta administración de los ingresos y egresos de dinero es importante no mezclar las finanzas del negocio con las personales, ya que ello podría ocasionar que ciertos montos que estaban destinados para invertir en el negocio se utilicen para uso particular o viceversa. Para evitarlo, el emprendedor debería asignarse un sueldo.

Analizar la capacidad de endeudamiento. Un créditopuede ser útil parapromover el crecimiento del negocio. Sin embargo, es importante analizar la capacidad de endeudamiento que se posee y hacer una lista de prioridades de lo que se necesita. De lo contrario, se podrían generar problemas financieros e incluso el cierre de la empresa.

Capacitarse en educación financiera. Es esencial que el emprendedor conozca la importancia de la administración financiera para su negocio y se informe sobre la misma.  Debe conocer aspectos como la planificación financiera, el ahorro, el manejo de créditos, entre otros. Esto permitirá que su dinero trabaje para él y sepa invertirlo para el crecimiento de su negocio.

“Todo emprendimiento tiene riesgos, mucho más hoy en día, porque vivimos en un mundo globalizado, en el que las economías son abiertas. Ante esta situación, las empresas deben ser horizontales, visionarias y persistentes para lograr sus metas”, concluye el especialista.

A %d blogueros les gusta esto: