Un 52% de mujeres peruanas desea emprender o trabajar de forma independiente 

Como parte de su compromiso por empoderar a las mujeres para convertirlas en emprendedoras independientes, así como, promover la equidad de género en el mundo laboral, Avon, comparte los resultados del estudio “Mujeres Emprendedoras”, una encuesta que reúne la voz de 1500 mujeres emprendedoras y no emprendedoras de entre 25 y 55 años, que se encuentran residentes en 11 países: Perú, Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, El Salvador, Guatemala, México, Panamá, Rep. Dominicana y Uruguay.

Esta iniciativa se realizó con el objetivo de generar información a nivel regional y por país para mostrar cuáles son los obstáculos que tienen las mujeres en el momento de emprender un proyecto o negocio. Asimismo, esta información visibiliza las situaciones por las que atraviesan mujeres que buscan emprender y las que ya lo hacen, además de sus percepciones y las necesidades que tanto la sociedad como instituciones públicas y privadas, deben atender.

Entre los hallazgos más impactantes, se encontró que cuatro de cada diez mujeres peruanas que no son independientes a nivel laboral desean tener su propio negocio o trabajar de manera freelance, siendo estas más de la mitad (52%). Asimismo, la mayoría afirma que les gustaría que esto sea un complemento o reemplazo de su trabajo dependiente.

Por otro lado, el 65% de las que tienen un negocio propio y las que les gustaría iniciar un proyecto de este tipo, afirman que cuentan con algún tipo de estudio superior y que están cada vez más interesadas en adoptar nuevas herramientas, que les permita alcanzar estratégicamente sus objetivos. La mitad de las emprendedoras encuestadas comenzaron a trabajar de manera independiente durante la pandemia. En su mayoría, son negocios unipersonales o bien emprendimientos pequeños que no superan los 5 empleados.

PERCEPCIONES DE LAS ENCUESTADAS

De acuerdo con el informe, siete de cada diez mujeres, a nivel regional, creen que aún no han logrado sus metas de desarrollo laboral. Sin embargo, consideran que obtienen grandes aprendizajes tras superar errores. Perú tiene la mayor cantidad de emprendedoras que apoya este tipo de percepción (94%) y consideran que las equivocaciones humanizan a los líderes, haciéndolos más identificables.

Lo que las lleva a seguir confiando en ellas en el mundo laboral, aportando igual o más que sus parejas al hogar (74%).

Por otro lado, casi un 40% de mujeres a nivel regional afirman que en el mundo laboral se las considera demasiado emocionales, una de cada cuatro que son débiles y el 38% declaran que se las acusa de usar el sexo para conseguir un puesto de trabajo. No obstante, a comparación con otros países, Perú tiene la mayor cantidad de mujeres (41%) que considera que no hay estereotipos hacia la mujer en el mundo laboral.

“A pesar de aún no llegar al 50%, este escenario es muy alentador, ya que lo podemos traducir en un progreso como sociedad al valorizar de manera justa la labor de una mujer. Por otro lado, puede ser el reflejo de menos mujeres víctimas, que hacen que las cosas pasen sin enfocarnos en estereotipos”, señala al respecto Giovanna Chuquipiondo, gerente general de Avon Perú.

OBSTÁCULOS Y BARRERAS

En cuanto a los obstáculos que tienen las emprendedoras peruanas para desarrollar su negocio, se encuentra la falta de dinero con un 67%, el miedo al fracaso con un 33% y la falta de conocimiento del mercado con un 37%. Mientras, lo que más les cuesta para sacar adelante su negocio es el darse a conocer con un 60%, tener un balance entre el trabajo y la vida personal con un 37% y vender con un 30%.

“Frente a este escenario, en Avon trabajamos para brindarles a nuestras emprendedoras, herramientas vitales como la aplicación Avon ON y la plataforma de capacitación Avon Connect, que las ayudan a llegar a más personas a través de negocios de belleza de alta tecnología y alto contacto. Además, son reconocidas y recompensadas con un programa de lealtad personalizado, Avon Rewards, que les permite a las representantes comenzar a ganar desde su primera venta. En Avon estamos convencidas que no hay obstáculos que no podamos superar y hemos aprendido a hacer de nuestros retos una plataforma para seguir creciendo”, afirma Giovanna Chuquipiondo.

Desde hace 135 años Avon se ha constituido en más que una marca de belleza, un movimiento por y para las mujeres bajo el propósito de que un mundo mejor para las mujeres es un mundo mejor para todas las personas. Por ello, continúa realizando esfuerzos de manera continua y consistente a través de la Promesa Avon para Poner Fin a la Violencia Hacia Mujeres.

A %d blogueros les gusta esto: