Más del 45% de organizaciones prevé mayor inversión en seguros médicos

Las ofertas de programas de salud y prevención por parte de las empresas fueron de los beneficios más necesarios desde el inicio de la pandemia. Por ello, las organizaciones buscarán implementar mejoras en estos servicios en caso se tengan que enfrentar a otras posibles crisis sanitarias. De acuerdo a un reciente informe de Marsh, el 46% de las empresas prevé mayor inversión en seguros médicos dentro de su plan de beneficios a largo plazo.

“Ha habido un cambio sin precedentes hacia el apoyo a los empleados. Aunque ya estaba en la agenda corporativa antes de la pandemia, en términos de inversión, la salud y el bienestar para los trabajadores ha tomado mayor importancia durante los últimos años”, indicó Akio Murakami, gerente central de Salud y Beneficios de Marsh

No obstante, el COVID-19 impactó en la inversión que realizan las organizaciones en otros aspectos de beneficios y salud. El 34% de las empresas encuestadas a nivel mundial señala que existiría mayor inversión en los planes de pensiones, y el 31% señala que los fondos para la mejora de la tecnología de los beneficios aumentarían.

El apoyo por parte de los empleadores, sobre todo para el aspecto de salud en tiempos de pandemia, es muy valorado por los trabajadores; tanto así que esto habría marcado una diferencia significativa en cuanto a la estabilidad en sus puestos laborales y habría aumentado la energía que brindan durante su horario de trabajo, mejorando así el desempeño que tienen dentro de la compañía.

El mismo estudio de Marsh sostiene que, el 62% de empleados que informó haber recibido un buen o muy buen apoyo durante la pandemia y siente que su empleador se preocupa por su salud y bienestar; mientras que el 77% se siente energizado en el trabajo. Además, el 44% tiene menos probabilidad de dejar su trabajo.      

Bienestar social y beneficios

Los beneficios de bienestar social son de los más importantes para impulsar el bienestar general de los empleados. Frente a la pandemia, las organizaciones también buscaron mejorar este aspecto. Marsh sostiene que el 28% de las organizaciones establecería mayores montos para los beneficios éticos y sociales. 

Entre estos beneficios se encuentran proporcionar un buen ambiente de trabajo, fomentar la actividad física, prestar atención a la salud mental, crear un buen clima organizacional y aumentar las vías de escucha a sus colaboradores.

“Los beneficios de bienestar social han sido clave para conectar a los empleados en un momento en que muchos pueden sentirse aislados debido al trabajo remoto, las licencias y

los bloqueos repetidos. Las conexiones sociales pueden aumentar la motivación y mejorar el sentido de uno mismo”, destacó el experto.

A %d blogueros les gusta esto: