Investigadores alertan aumento de casos de dengue durante la pandemia

El número de casos de dengue aumentó en el Perú durante la pandemia en todas las regiones endémicas del país, con excepción de Piura. El mayor incremento se dio en las regiones de Huánuco, Ica y Ucayali.

Este resultado se desprende del estudio “Impacto de la pandemia covid-19 en la incidencia del dengue en Perú”, realizado por investigadores de la Universidad San Ignacio de Loyola, la Universidad Nacional Pedro Ruiz Gallo y la Universidad Científica del Sur, publicado este año.

El Dr. Virgilio Failoc Rojas, investigador de la Universidad San Ignacio de Loyola, explicó que durante el inicio de la pandemia por covid-19 hubo un subregistro de dengue, y que esta subestimación de casos ocasionó que no se le dé la importancia adecuada a nivel nacional.

El estudio se enfocó en determinar cómo el virus del dengue y de la covid-19 coexisten en la actualidad y cómo ha cambiado el panorama de detección y recolección de nuevos casos de dengue en el Perú.

Para el análisis, los investigadores realizaron un estudio de los datos de casos de dengue en 23 regiones del país que han reportado dengue en los últimos tres años.

El dengue es una enfermedad que se transmite por la picadura del mosquito Aedes aegypti, que en el Perú se encuentra en 22 regiones, y afecta a personas de todas las edades.

Los síntomas son muy parecidos a la covid-19 con presentación de fiebre leve, acompañado de dolor intenso de cabeza, dolor detrás de los ojos, dolor en músculos y articulaciones, pero el dengue se puede diferenciar porque además presenta erupciones en la piel.

El Dr. Failoc indicó que la investigación busca generar conciencia en la comunidad científica y en la población para que se le dé mayor importancia a la atención de esta enfermedad, que de incrementarse podría saturar el sistema de salud.

“Al no existir un tratamiento específico para esta enfermedad, el diagnóstico precoz y el acceso a atención médica inmediata permiten su manejo oportuno, evitando así su progresión a un estadio grave o la muerte”, añadió.

De igual forma, alertó que una persona infectada con covid-19 y dengue al mismo tiempo tiene más probabilidad de ser hospitalizada o de fallecer.

“Cuando comenzó la pandemia los casos de dengue bajaron, pero luego de uno o dos meses subieron abruptamente debido a factores biológicos y falta de recursos humanos, ya que la covid-19 y el dengue subsisten y se propagan más en espacios cerrados sin protección, como fue en el caso de la cuarentena”, enfatizó.

El dato:

400 millones de casos de dengue al año se diagnostican en todo el mundo. De ellos, solo 100 millones son clínicamente sintomáticos y al menos medio millón requieren hospitalización.

A %d blogueros les gusta esto: