Pavita al horno con puré de coliflor: la reinvención de un clásico

Gracias a su versatilidad y corto tiempo de cocción la pavita es una fuente rica en proteína que puede adaptarse a todo tipo de plato y de rutina. Por esta razón, San Fernando ha encontrado en su carne el ingrediente ideal para una dieta más sana pero no menos deliciosa.

Pavita al horno con puré de coliflor:

Los ingredientes que requiere para dos personas son:

Para el puré:

  • 1 coliflor (1 kilo).
  • 2 cucharadas de aceite de oliva (opcional).
  • 2 dientes de ajo molidos.
  • 2 cucharadas de leche.
  • 1/2 cucharadita de sal. 
  • 1/4 cucharadita de pimienta negra molida.

Para la pavita:

  • 4 brazuelos de pavita San Fernando
  • 1 cucharada sopera de ají panca.
  • Zumo de una naranja
  • Zumo de un limón
  • Sal y pimienta al gusto
  • ¼ de taza de sillao.
  • 1 chorro de vinagre
  • 2 cucharadas soperas de aceite

Para la preparación del puré de coliflor se deben seguir 4 simples pasos:

  1. Cortar la coliflor en trozos pequeños y cocinar por 10 minutos en agua hirviendo. 
  2. Una vez lista, proceder a licuar durante 30 segundos la coliflor sin exceso de agua. 
  3. En paralelo, calentar un poco de aceite en una olla y cocinar los ajos a fuego medio-alto hasta que se doren. 
  4. Una vez dorado, incorporar la coliflor licuada junto al resto de los ingredientes (leche, sal y pimienta), y remover hasta que adquiera consistencia.

Para la preparación de la pavita al horno:

  1. Mezclar las especias, los jugos de los cítricos, el vinagre, el ají picante y la salsa de soja.
  2. Seguido, mezclar los brazuelos de pavita San Fernando con esta preparación y dejar reposar de un día para otro o por 3 horas como mínimo.
  3. Una vez macerado, precalentar el horno a 180 ºC por 20 minutos. Después introducir los brazuelos en el horno.
  4. Picar las presas con los líquidos de la maceración cada 15 minutos mientras se hornea. De esta forma, se logrará una piel crocante y brazuelos jugosos en el interior.
  5. Dejar entre 30 a 40 minutos en el horno.

Esta es solo una de las tantas alternativas que permite la carne de pavita en la cocina. Cada plato demuestra su versatilidad y practicidad al momento de prepararla. Es importante considerar que su carne puede tener hasta 24.12 gramos de proteína por cada 100 gramos (en el caso de la pechuga), frente a 20.7 gramos de la ternera magra. Además, su composición grasa es muy baja, alcanzando el 1% de grasa por cada 100 gramos de carne si se consume el corte de pechuga de pavita.

A %d blogueros les gusta esto: