Cuatro consejos para encender la chispa del amor, pero no la de tu casa

El día de San Valentín es una fecha en la que muchas personas buscan sorprender a su ser querido con preparativos que expresen sus sentimientos y refuercen el vínculo afectivo. Sin embargo, en ocasiones, al enfocarse solo en la decoración se descuidan aspectos esenciales de seguridad, lo que pone en riesgo la celebración.

Para Fernando Yupanqui, Jefe de Ingeniería de Producto de CELSA, empresa especializada en la fabricación de conductores eléctricos, el riesgo de incendio se incrementa en este día debido al uso de implementos como velas, luces decorativas o conexiones inadecuadas. “Es importante que los usuarios presten atención a los aspectos de seguridad, el buen estado de sus conexiones y prevengan cualquier contratiempo”, indica.

Con la finalidad de que los recuerdos de este día sean felices, el especialista brinda cuatro consejos que permitirán que la única chispa que se encienda sea la del amor:

  1. Evite sobrecargar las conexiones eléctricas. El uso descontrolado de extensiones incrementa el riesgo de un siniestro. Es necesario recordar que estos dispositivos son accesorios temporales que no están diseñados para ser parte de un sistema eléctrico permanente. Si se utilizan de forma prolongada es mejor considerar hacer una instalación fija con productos de calidad y seguridad. 
  • Cuidado con el uso de velas. Iluminar los ambientes con la cálida luz de unas velas puede ser una buena idea para crear un escenario que propicie el romance. Sin embargo, hay que ser responsables con su empleo, ya que los accidentes suelen ser frecuentes. El colocar las velas sobre recipientes con agua, alejarlos de cables, telas o materiales inflamables y ubicarlos fuera del alcance de niños o mascotas evitarán posibles incendios.
  • Adquirir luces decorativas de calidad. Si las guirnaldas de luces son de baja calidad, pueden tener un cable muy delgado que, al permanecer mucho tiempo encendido, puede sobrecalentarse y quemar el plástico que lo rodea. Se recomienda no dejar estas luces encendidas sí el lugar se quedará solo.
  • Revisar el cableado defectuoso. De tratarse de viviendas antiguas, es necesario examinar de forma periódica el estado del cableado. En muchos casos las conexiones no están preparadas para soportar el número de aparatos eléctricos que existen en la actualidad. La presencia de cables expuestos o deteriorados son una causa frecuente de incendios eléctricos. Además, es recomendable revisar las condiciones de conservación de tomacorrientes e interruptores, pues estos también pueden ocasionar cortocircuitos e iniciar un incendio.

“La prevención de incendios no se restringe a esta fecha ya que, la mayoría de las veces, un sistema eléctrico deteriorado puede significar un peligro latente para los hogares. De acuerdo con estadísticas del Cuerpo General de Bomberos Voluntarios del Perú, el año pasado se reportaron alrededor de 1400 cortocircuitos a escala nacional. Es importante plantearse la posibilidad de reemplazar las conexiones deficientes, sobre todo para viviendas antiguas”, finaliza el especialista.   

A %d blogueros les gusta esto: