Cuatro aspectos claves para impulsar la transición energética en el país

Han pasado casi tres meses desde que el Perú renovó su compromiso de promover las energías limpias para contribuir a la transición energética y la reactivación económica tras la pandemia del COVID-19. Esta voluntad, que se expresó por el viceministro de Electricidad, José Martín Dávila, en la 51ª Reunión de ministros de la Organización Latinoamericana de Energía (OLADE), trae a colación la necesidad, cada vez más urgente, de que el sector público y privado se esfuerce en incrementar la participación de las energías renovables en sus actividades económicas.

Según información de Osinergmin al 2020, la energía que aportan los tres tipos de recursos renovables no convencionales (energía solar, eólica y de biomasa) alcanzó apenas el 5,98 % de la matriz eléctrica nacional. En este contexto, es fundamental que el sector privado se sume al compromiso del sector público para contribuir con el objetivo de desarrollo sostenible (ODS 7) de lograr la transición energética promoviendo las energías limpias al 2030.

Esta meta también lo comparte Red Eléctrica Internacional (REI), principal empresa de transmisión de energía eléctrica en el sur del país, que viene impulsando sus cuatro pilares de sostenibilidad: Anticipación y Acción para el cambio, Descarbonización de la economía, Cadena de Valor responsable y Contribución y desarrollo del entorno para el progreso económico, ambiental y social de nuestras comunidades.

En REI venimos promoviendo que compañías generadoras de energía renovable, principalmente solares, se integren a nuestras instalaciones. Además, emitimos observaciones y aportes a los Estudios de Pre-Operatividad (EPO) que realiza el COES, facilitando la interconexión eléctrica a través de la firma de convenios con las empresas”, indicó Mauricio Rivas, Country Manager de REI en Perú.

Además, el ejecutivo indicó que están promoviendo ofertas técnicas y económicas a los agentes por el diseño, construcción, operación y mantenimiento de nueva infraestructura que se integre al Sistema Eléctrico Interconectado Nacional (SEIN). Así como centrando sus esfuerzos en el desarrollo de infraestructura de alta tensión que permita fortalecer la red de transmisión, las cuales juegan un papel muy importante en la transición energética.

A continuación, se resaltan cuatro aspectos claves que desde REI se consideran necesarios para que las empresas en el sector energético puedan sumarse al compromiso de la transición energética:

  1. Medir y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Es importante realizar este proceso de forma rigurosa y transparente, si no se realiza no solo puede afectar el ambiente, sino la competitividad e incluso a la sostenibilidad de tu empresa.
  2. Fomentar la integración de la energía renovable disponible en el sistema eléctrico. Para ello será importante minimizar los vertidos y acelerar el avance en el cumplimiento de los objetivos de la transición energética.
  3. Impulsar iniciativas de innovación tecnológica. Esto permitirá contribuir al desarrollo de la transición energética y las telecomunicaciones, además creará un lugar más conectado, inteligente y sostenible.
  4. Promover el uso de la economía circular. Pasar del consumo lineal –usar y tirar–a un modelo económico basado en la optimización de recursos y reducción del consumo innecesario.
A %d blogueros les gusta esto: