¿Cómo evitar la anemia en menores de 6 a 11 meses?

La pandemia del COVID-19 sigue dejando secuelas y agudizando la situación de otras enfermedades en la población, entre ellas la anemia. Por ello, pese a que la disminución en el flujo de atenciones médicas a nivel nacional y el miedo por acudir a un centro de salud trajo como consecuencia la falta de control y seguimiento de los pacientes, los esfuerzos del Estado se han redoblado para prevenir y combatir la anemia especialmente en menores de edad.

De acuerdo con información del Ministerio de Salud, a julio del 2021, el 92% de niñas y niños de 6 a 11 meses con anemia iniciaron tratamiento con suplementos de hierro, lo cual representa un incremento significativo respecto al año anterior en el que se alcanzó un 85.7%. Asimismo, se logró identificar que en el mismo periodo se suplementó con hierro al 61.1% de niñas y niños de 4 meses, evidenciándose un aumento de 25.5% en comparación al año 2020.

Además de estos tratamientos, para prevenir casos de anemia infantil es importante que durante el embarazo la madre ingiera alimentos ricos en hierro y adicionalmente consuma suplementos con ácido fólico. De esta manera, el bebé nacerá sin anemia y las reservas de hierro podrán cubrirlo hasta el sexto mes de vida, periodo en el que se sugiere darle lactancia materna exclusiva hasta que pueda empezar con la alimentación de sólidos.

Para conocer otras recomendaciones que ayuden a los padres a reducir el riesgo de que sus hijos sufran de anemia, incrementando el hierro en su dieta, el Dr. Jordan Gutiérrez, médico de MAPFRE, brinda los siguientes consejos:

Papillas altas en hierro. Es importante incluir en la dieta alimentos de origen animal como la sangrecita o el hígado por su alto contenido en hierro.

Dieta rica en verduras. Se recomienda que poco a poco vayamos introduciendo en su dieta diferentes menús con verduras, como purés de espinaca o arvejas. Ofrecerle brócoli o coliflor será una nueva experiencia para el bebé, además de ser verduras que contienen nutrientes importantes para prevenir la anemia. Se debe de incluir en su dieta todas las hojas de color verde oscuro.

Vitamina C como complemento. Todo alimento alto en hierro debe ser acompañado por vitamina C para que logre una correcta absorción de este mineral. Por ejemplo, podría servirle al bebé un plato de arvejas con hígado a la parrilla en pequeños trozos acompañado de una ensalada de brócoli con limón.

Suplementos. De acuerdo con una evaluación del pediatra, podría darle un suplemento vitamínico de hierro en gotas o jarabe desde el cuarto mes de vida para prevenir la anemia. Siempre es importante que este tipo de suplementos se den bajo la supervisión de un doctor.

Cabe resaltar que el hierro es un mineral necesario para el crecimiento y desarrollo del cuerpo. Además, se necesita de él para fabricar la hemoglobina, que permite transportar el oxígeno de los pulmones a distintas partes del cuerpo. A partir del sexto mes de vida se puede solicitar un tamizaje respectivo para ver si el menor requiere o no un tratamiento contra la anemia.

“A veces los niños parecen cansados, pero en realidad no están bien alimentados. Es importante que los padres observen a sus hijos. Si ven que tiene poca energía, sueño constante y cansancio habitual podrían ser signos de anemia”, afirma el especialista de MAPFRE. Asimismo, recuerda la importancia de aprovechar la cobertura del seguro de salud donde estén afiliados sus hijos. “Los planes de salud de MAPFRE brindan exámenes preventivos gratuitos que incluyen análisis de laboratorio en sus Centros Médicos para que puedan monitorear la salud de sus hijos”, añade.

A %d blogueros les gusta esto: