Conoce cómo prevenir enfermedades cardiovasculares

Durante la pandemia, algunos hábitos como la reducción de actividad física y el incremento de las porciones en la alimentación, sumado a un mayor estrés ha impactado de forma negativa en la salud de las personas. Por eso, te compartimos algunas recomendaciones para estar alertas a los cuidados que debemos tener y que ayudarán a prevenir algún mal cardiaco.

Según el MINSA, las enfermedades cardiovasculares son una de las principales causas de mortalidad en adultos del país, por eso es importante prestar atención al cuidado de nuestro corazón que, como todo músculo también necesita ejercitarse. Así lo sostiene Sara Rosas, nutricionista colaborativa de Ajinomoto del Perú, quien afirma que la poca actividad física disminuye la capacidad funcional de este órgano vital “Hacer ejercicio de manera constante mejorará la irrigación y aumentará la capacidad de los vasos sanguíneos, evitando algún riesgo” comenta.

Rosas sostiene que el estrés es uno de los enemigos del corazón pues aumenta la producción de sustancias inflamatorias y radicales libres, desencadenando el deterioro del sistema cardiovascular, además de afectar el tejido y las paredes de los vasos sanguíneos. Sobre estos últimos, “estudios sobre la patogénesis de estos males, indican que las alteraciones en la integridad de dichos vasos empiezan a temprana edad, por ello es crucial no descuidar los hábitos saludables de alimentación desde la niñez y así fortalecer nuestro cuerpo para combatir el estrés”.

Alimentación balanceada

La alimentación de un infante define las características de salud en la vida adulta. Por eso, la experta indica que incluso el consumo de leche materna exclusiva en los primeros 6 meses de vida contribuye a tener un estado de salud cardiovascular óptimo. La inclusión de grasas saludables de aceites vegetales, frutos secos, semillas oleaginosas, palta, aceitunas también es favorable en niños y adolescentes.

En cuanto a la alimentación saludable de un adulto, la nutricionista colaborativa de Ajinomoto del Perú, advierte que es importante ingerir alimentos ricos en fibra como cereales integrales y menestras. Asimismo, se debe agregar diariamente verduras y frutas en cada comida. Sobre las grasas, deben provenir de fuentes como pescados oscuros, huevo, palta, linaza, chía, sacha inchi, pecanas, nueces, almendras, etc., acompañada de una actividad física permanente.

Reducción del sodio

No solo las personas que padecen de hipertensión u obesidad deben cuidar su consumo de sodio, la nutricionista aclara que todos deben controlarlo, en especial los peruanos, que en su mayoría hemos acostumbrado el paladar a lo salado.  “Es importante vigilar el consumo de sodio proveniente de la sal, la recomendación es no superar 1/4 de cucharadita al día o reemplazar la mitad de esa cantidad por glutamato monosódico (GMS) y mantener la otra mitad con sal” añade.

La especialista agrega que existe un grave mito sobre el GMS, pero lo cierto es que resulta ser un muy buen aliado en la preparación de las comidas, ya que mantiene el buen sabor con menor contenido de sodio, lo que inclusive ayudaría a prevenir problemas relacionados a la diabetes y la hipertensión, y sin ningún efecto negativo en la salud, ya que es un aditivo seguro, certificado por la OMS, la FDA, la FAO entre otras entidades gubernamentales, no gubernamentales e internacionales.  “No hay razón para preocuparse”, señala.

Monitoreo constante

“Muchos de los síntomas y signos clínicos relacionados con este sistema no se perciben con facilidad a menos que se realice un monitoreo frecuente. Si no hay antecedentes familiares, igual es recomendable tener un control general anual, en este está incluido la visita al cardiólogo” señala Rosas.

Entonces, ¿es posible prevenir este tipo de enfermedades? ¡Lo es! Siempre que actuemos con determinación y sigamos las recomendaciones de expertos. Ya sabes, proponte hacer ejercicios con constancia para ejercitar el músculo del corazón, mantén una alimentación balanceada, lleva tu consumo de sodio al nivel moderado o remplázalo por GMS y programa tus controles generales que incluyan una revisión al corazón.   

A %d blogueros les gusta esto: