Consejos para cuidar la salud visual de los niños en edad escolar

Una buena salud visual es fundamental para un óptimo rendimiento escolar. Ha pasado más de un año desde el inicio de las clases virtuales y esto ha generado que los niños pasen más tiempo frente al computador y a los dispositivos móviles. En este contexto, es importante que los padres aprendan a identificar los signos de que sus pequeños tienen dificultades para ver.

La doctora Jaqueline Mendoza, oftalmóloga pediatra de la Clínica Ricardo Palma, explica que las señales de alerta más frecuentes son: dolor de cabeza, sobre todo, después de la exposición a aparatos electrónicos, ojos rojos, ardor ocular, acercar demasiado libros, cuadernos o pantallas para leer, periodos cortos de atención y evitar realizar actividades que requieran enfocar los ojos para ver de cerca (escribir, dibujar o pintar).

En estas circunstancias, los exámenes oftalmológicos de detección son cruciales para descubrir problemas visuales en forma precoz y recomendar el tratamiento más adecuado en cada caso. La medida de vista descarta ametropías o defectos refractivos del ojo que impiden que éste enfoque bien y demanda el uso de lentes.

El fondo de ojo reconoce defectos anatómicos; mientras que el descarte de estrabismo o desviaciones oculares, trastornos por los cuales los ojos no miran en la misma dirección al mismo tiempo.

En tanto, la topografía corneal se realiza en pacientes con medidas altas para detectar patologías como el queratocono, alteración ocular que causa distorsión y disminución de la visión.

MEDIDAS DE PREVENCIÓN

Trate siempre de proteger lo vista de su hijo. Para ello, la especialista aconseja:

  1. Respetar los descansos entre clases. El niño debe mantenerse alejado de todo dispositivo electrónico: televisión, ordenador, celular.
  2. Preferir el uso de pantallas a una distancia considerable (computadora o televisión) antes que los dispositivos (tableta o móvil). La pantalla de la computadora debe estar a 60 centímetros de distancia y el borde superior del monitor a nivel de sus ojos.
  3. Espaciar las horas de uso de los aparatos electrónicos. Si se van a volver a emplear, tomar un descanso considerable luego de las clases.
  4. Optar por iluminación natural antes que la luz artificial
  5. Si el niño presenta enrojecimiento o ardor ocular se recomienda el descanso por 20 segundos como mínimo o el uso de gotas lagrimales.
  6. Estimular las actividades al aire libre, con los debidos protocolos, limitando el uso de aparatos electrónicos a las clases virtuales.
  7. Aplicar la regla de 20-20-20. Esta práctica consiste en apartar la vista de la pantalla cada 20 minutos y mirar algo que esté a una distancia mínima de 20 pies (6 metros), durante 20 segundos.
  8. Usar filtros homologados y ajustar el brillo de las pantallas tomando en cuenta el momento del día en que nos encontremos.

Aunque su niño no tenga ningún problema visual es importante que cuide su vista con estas sencillas recomendaciones.

A %d blogueros les gusta esto: