Declaración de la directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore, sobre los niños no acompañados y separados, evacuados de Afganistán

“Desde el 14 de agosto, cientos de niños y niñas han sido separados de sus familias en medio de condiciones caóticas, incluidas evacuaciones a gran escala, en el aeropuerto internacional Hamid Karzai de Kabul y sus alrededores. Algunos de estos niños y niñas fueron evacuados en vuelos a Alemania, Qatar y otros países.

UNICEF y nuestros aliados hemos registrado a aproximadamente unos 300 niños y niñas no acompañados y separados evacuados de Afganistán. Esperamos que esta cifra aumente con los esfuerzos de identificación en curso.

Solo puedo imaginar lo asustados que deben haber estado estos niños y niñas al encontrarse repentinamente sin sus familias mientras se desarrollaba la crisis en el aeropuerto o cuando los llevaban en un vuelo de evacuación.

UNICEF está profundamente preocupado por el bienestar de los niños y niñas no acompañados y separados allí donde se encuentren. Se hallan entre los niños y niñas más vulnerables del mundo. Es vital que sean identificados rápidamente y se mantengan a salvo durante los procesos de búsqueda y reunificación familiar. Todas las partes deben priorizar el interés superior del menor y proteger a los niños del abuso, la negligencia y la violencia.

Durante los procesos de búsqueda y reunificación, los niños y niñas deben recibir cuidados alternativos temporales y seguros, preferiblemente con miembros de la familia ampliada o en un entorno familiar. La ubicación dentro de los mecanismos de atención institucional debe ser un último recurso y solo temporal.

Los gobiernos de los países donde los niños y niñas no acompañados y separados tienen familiares deben cooperar y facilitar la reunificación y las vías de migración legal y segura para estos niños y niñas, si ello redunda en el interés superior del menor. La definición de miembros de la familia debe ser lo suficientemente amplia como para ubicar a los niños no acompañados de manera segura con parientes que los cuidarán.

Del mismo modo, los niños que se trasladen con adultos de confianza deben permanecer con ellos si lo mejor para ellos y ellas es hacerlo. Separar a los niños y niñas de los adultos a quienes conocen y de quienes reciben atención podría causar más daño.

Todos los niños y niñas tienen derecho a estar con sus familias. Las partes involucradas en la evacuación y acogida de personas que huyen de Afganistán deben hacer todo lo posible para evitar que se produzca la separación de familias en primer lugar. Esto significa asegurar una adecuada coordinación entre los actores civiles y militares, establecer un registro básico de niños y familias y verificar los manifiestos de vuelo.

UNICEF ofrece apoyo técnico a los gobiernos que han evacuado a niños y niñas, y a quienes los acogen. En este momento, nuestros equipos están en tierra en la base aérea de Doha en Qatar y en la base aérea de Ramstein en Alemania, trabajando con las autoridades y nuestros aliados para registrar a los niños y niñas no acompañados, darles la atención y protección adecuadas, y apoyar la búsqueda para llevarles de vuelta con sus familias.

En Afganistán, más de 550.000 personas se han visto desplazadas por el conflicto, la mayoría durante las últimas semanas, y 10 millones de niños y niñas necesitan urgentemente ayuda humanitaria. Estamos muy preocupados por la seguridad y el bienestar de los niños y niñas no acompañados y separados dentro del país. UNICEF y nuestros aliados necesitan un acceso humanitario sin obstáculos a todas las partes de Afganistán para obtener una imagen precisa de su número y paradero. Esto será vital para llegar a ellos y ellas con protección y servicios.

Ahora, y en los próximos días, es imperativo que todas las partes y la comunidad internacional se unan a nosotros para dar prioridad al bienestar de los niños y niñas dentro de Afganistán, así como a los que han sido evacuados».

A %d blogueros les gusta esto: