Terremoto en Haití: más de medio millón de niños y niñas en riesgo de contraer enfermedades transmitidas por el agua

Alrededor de 540.000 niños y niñas del suroeste de Haití, afectados por el terremoto, se enfrentan ahora a la posible reaparición de enfermedades transmitidas por el agua, advirtió hoy UNICEF.

Las graves condiciones en el suroeste de Haití, donde más de medio millón de niños, niñas y adolescentes carecen de acceso a refugios, agua potable e instalaciones higiénicas, están aumentando rápidamente la amenaza de infecciones respiratorias agudas, enfermedades diarreicas, cólera y malaria.

“Las vidas de miles de niños, niñas, adolescentes y familias afectadas por el terremoto están ahora en riesgo, solo porque no tienen acceso al agua potable, saneamiento e higiene”, dijo Bruno Maes, Representante de UNICEF en Haití. “El cólera no se ha reportado en Haití desde febrero de 2019, sin embargo, sin una acción urgente y firme, la reaparición del cólera y otras enfermedades transmitidas por el agua es una amenaza real que aumenta día a día”.

Antes del terremoto, sólo más de la mitad de los centros sanitarios de los tres departamentos más afectados por el terremoto tenían acceso básico a servicios de agua. Tras el terremoto, casi el 60 por ciento de los habitantes de los tres departamentos más afectados no tienen acceso al agua potable. Miles de personas cuyas casas se han derrumbado carecen de acceso a servicios sanitarios debido, en parte, a los daños causados por el terremoto. 

Junto a la Dirección Nacional de Agua y Saneamiento (DINEPA) y socios de la sociedad civil, UNICEF trabaja para mejorar el acceso al agua, el saneamiento y la higiene de las familias afectadas: 

  • Alrededor de 73.600 personas reciben acceso a agua potable a través de sistemas de camiones cisterna, seis plantas de tratamiento de agua y veintidós cisternas.
  • Más de 35.200 personas se han beneficiado de la distribución de unos 7.000 kits de higiene, que incluyen productos para el tratamiento del agua en el hogar, jabón, almacenamiento de agua, dispositivos para lavarse las manos y toallas higiénicas.

Una semana después de que el terremoto devastara Haití, UNICEF envió más de 65.000 tabletas de purificación de agua, 41 cisternas, tres unidades de tratamiento de agua y kits de higiene familiar. UNICEF ya está gestionando el envío de 31.200 kits de higiene adicionales. UNICEF es el único organismo de las Naciones Unidas que está suministrando agua potable a la población afectada, y su objetivo es llegar a apoyar 500.000 personas con servicios de agua, higiene y saneamiento (WASH).

“Nuestros esfuerzos por suministrar más agua potable no son suficiente ante las graves necesidades en todas las zonas afectadas”, dijo Maes. “La impaciencia y a veces la frustración están aumentando en algunas comunidades haitianas y esto es comprensible. Pero obstaculizar las operaciones de respuesta no ayudará. En los últimos días, varias distribuciones de artículos de higiene esenciales tuvieron que ser suspendidas temporalmente al surgir tensiones sobre el terreno. Junto con las limitaciones financieras, la inseguridad está aminorando actualmente nuestras actividades para salvar vidas sobre el terreno”.

UNICEF hace un llamamiento a las autoridades locales para que garanticen unas condiciones seguras para que las organizaciones humanitarias puedan operar y ampliar la asistencia de socorro a las comunidades afectadas por el terremoto. El terremoto del 14 de agosto que asoló Haití ha agravado aún más una situación humanitaria ya de por sí difícil, conformada por la persistente inestabilidad política, la crisis socioeconómica, el aumento de la inseguridad alimentaria y la malnutrición, la violencia de las bandas, los desplazamientos internos, la pandemia del COVID-19, así como el flujo de migrantes haitianos-dominicanos.

Además del llamamiento de 48,8 millones de dólares realizado para 2021, UNICEF solicita ahora un financiamiento humanitario para la infancia (HAC), de 73,3 millones de dólares para ampliar sus intervenciones en respuesta al terremoto y a los desplazados internos. Hasta ahora, se ha recibido menos del 1 por ciento de la financiación necesaria.

UNICEF hace un llamamiento a la comunidad internacional para que proporcione urgentemente fondos adicionales para la respuesta humanitaria y evite la aparición de enfermedades transmitidas por el agua en Haití tras el terremoto.

A %d blogueros les gusta esto: