ODDS LEGAL: 85% de las gerencias legales peruanas considera que los estudios de abogados se adaptaron al trabajo remoto, pero esperan un mayor aprovechamiento de tecnologías de colaboración

Existe una evidente transformación de las compañías en el país, a raíz de la pandemia por la COVID-19 y, con ello, de la interacción entre clientes y proveedores. En un mercado históricamente tradicional como el legal, los estudios de abogados enfrentan desafíos para seguir brindando servicios de calidad a las gerencias legales de las compañías. 

De acuerdo con el reporte “Servicios legales durante la pandemia”, realizado por la consultora de innovación legal, ODDS Legal, la cantidad de trabajo delegado a estudios de abogados se vio impactada en 3 de cada 4 empresas. Como complemento de este hallazgo, más del 40% de los entrevistados indicó que el trabajo derivado a las firmas se elevó, con respecto al ritmo laboral antes de la pandemia.

Este informe recoge por primera vez las opiniones de 86 compañías líderes en nuestro país, a través de conversaciones uno-a-uno (66% de los encuestados son gerentes legales u ocupan una posición equivalente, mientras que el 34% son abogados en posiciones senior, tales como sub-gerente legal, senior counsel, entre otros). Entre los participantes[1]de esta encuesta, el 53% son hombres y el 47% son mujeres.

Más del 40% de los entrevistados, destacó que lo que más valora de la interacción remota con los estudios es la mayor presencia de socios y asociados senior en el día a día. Así, la apertura de canales de comunicación distintos al correo electrónico les permitió a los estudios mantener una relación cercana con las gerencias legales. Ello, sumado a la incertidumbre regulatoria y el miedo a lo desconocido, llevó a que solo 1 de cada 3 gerencias legales prescinda de los servicios de un estudio de abogados que ya había contratado antes de la pandemia.

Las gerencias legales reconocen y aplauden el esfuerzo de los estudios de abogados ante una migración súbita a la virtualidad, en un escenario incierto”, menciona José María de la Jara, cofundador de ODDS Legal. “Sin embargo, dicha empatía no es ilimitada. Ya hay señales de que en el momento en que ese ‘crédito’ se agote, las compañías van a exigir un ajuste en los honorarios”, añadió.

Asimismo, casi el 60% de los entrevistados indica que los factores que más extrañan de la interacción cara-a-cara con los estudios de abogados son el contacto directo, así como la mayor productividad y concentración durante las reuniones. Cerca del 90% de los entrevistados, además, resalta que la cantidad de reuniones aumentó exponencialmente. Varios gerentes destacaron que el uso de la tecnología por parte de los estudios podría haber sido mejor y que esperan propuestas de herramientas digitales para colaborar.

Finalmente, las gerencias legales no tienen pensado regresar a una modalidad 100% remota, ni exigen que los estudios de abogados vuelvan a sus oficinas. Así, casi el 100% de los entrevistados prefiere alguna variante de la modalidad remota, mientras que a poco más del 90% le es indiferente si los estudios vuelven a sus oficinas para prestar sus servicios.

Las gerencias legales han verificado que la productividad no depende del lugar donde trabajen ellos ni sus proveedores”, resalta Sebastián Soltau, cofundador de ODDS Legal. “Este período les ha servido, además, para identificar una serie de protocolos del mundo presencial que no les generaban valor y que no quieren de vuelta”, puntualizó.

Si bien las gerencias legales han sido muy empáticas a lo largo de este proceso de adaptación, con este reporte ODDS Legal visibiliza los principales retos en la interacción remota con los estudios de abogados. Existen aún oportunidades que los estudios pueden aprovechar para mejorar la experiencia de sus clientes y así ofrecer un servicio de mayor calidad.


[1] El estudio comprende a 94 abogados de diversas compañías peruanas. Entre los rubros más destacados figuran: minería, energía, construcción, consumo masivo, retail, financiero, etc.

A %d blogueros les gusta esto: