Ucayali: Madre shipiba es atendida de emergencia para traer al mundo a su primera hija a bordo del BAP Curaray

Esther Ampuero, de 26 años, vive en la comunidad shipiba de Betijay, en la provincia ucayalina de Atalaya. Con un avanzado estado de gestación y los dolores de parto a cuestas, esperaba la llegada del Buque de Armada Peruana (BAP) Curaray a su localidad, para ser atendida a bordo de esta plataforma fluvial como parte de la II Campaña de Acción Social que el Programa Nacional PAIS del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis) gestiona para llevar los servicios del Estado a pobladores de la Amazonía.

Acompañada de su hermana, Esther fue atendida de emergencia por el personal médico del BAP Curaray, indicándole que ya se encontraba en fase activa de parto. “La gestante tenía 36 semanas de embarazo y estaba en la fase 6 de dilatación. Inmediatamente se preparó todo para que pueda dar a luz sin ningún riesgo.”, indicó Dorely Mendizábal, obstetra de la Diresa Ucayali.

Luego de casi dos horas y un alumbramiento sin complicaciones, llegó al mundo la pequeña Jossy, convirtiéndose en la primera bebé que nace a bordo de esta plataforma itinerante que llegará a 23 puntos de atención en la cuenca del río Ucayali en este 2021. Cabe resaltar que es la primera hija de Esther, quien además ya es madre de cuatro varones.

Jossy nació pesando 2.9 kg. y midiendo 46 cm. Tras realizarle su primer Control de Crecimiento y Desarrollo (CRED), recibió sus primeras vacunas, su Carnet de Nacido Vivo y se inició el trámite para que pueda tener su documento de identidad y su afiliación al Seguro Integral de Salud (SIS). Todo esto a bordo del BAP Curaray de la Marina de Guerra del Perú.

“Betijay se encuentra a cinco días de navegación desde la ciudad de Pucallpa y es el segundo punto de atención en esta segunda campaña. El trabajo articulado con las diversas entidades a bordo ha permitido que Esther pueda traer al mundo a su pequeña hija en un ambiente seguro que garantice su acceso a una atención médica de calidad.”, señaló César Sato, gestor del Programa PAIS del Midis.

Finalmente, madre e hijo permanecerán en el BAP Curaray para un chequeo de rutina y recibir el alta médica, garantizando su buena salud, en un ambiente cálido y con pertinencia cultural que contribuya a mejorar su calidad de vida y de la recién nacida.

A %d blogueros les gusta esto: