Transferencia de vehículos usados crece 80% en primeros cuatro meses

La transferencia de vehículos livianos usados (conformado por automóviles, camionetas, pick up, furgonetas, SUV y station wagons) registró 42,852 unidades en abril del presente año, informó la Asociación Automotriz del Perú (AAP). Así, durante los primeros cuatro meses del 2021 se realizaron 188,592 transferencias de vehículos, superando en 80% lo registrado en similar periodo del año anterior.

Al analizar las cifras, Alberto Morisaki, Gerente de Estudios Económicos de la AAP, comentó que, en los últimos seis meses, el promedio mensual de transferencia de vehículos usados se encuentra por encima de las 45,000 unidades. Un resultado que supera los niveles previos a la pandemia (febrero 2020 hacia atrás) cuando la media se ubicaba en 39,000 vehículos mensuales.

En ese sentido, dijo, “al graficar el promedio de la transferencia de los vehículos usados de los últimos 12 meses, así como su tasa de crecimiento anual, se puede observar que dicha variable se encuentra en franca recuperación tras alcanzar su nivel más bajo en agosto del 2020”.

El aumento que registra la transferencia de vehículos livianos usados, señaló Morisaki, “se explica -principalmente- por la recuperación gradual de la actividad económica en el país luego de la primera ola de contagios de la pandemia del Covid-19, en donde una porción importante de nuestros sectores productivos se paralizó”.

Agregó que la reapertura de casi todas las actividades económicas a la fecha (aunque no funcionando en toda su capacidad), viene impulsando la recuperación del mercado laboral y consumo de las familias, mejorando el dinamismo del mercado de vehículos usados.

Para Morisaki, otro elemento que ha favorecido el incremento en la transferencia de vehículos usados es “la necesidad de las personas de movilizarse de manera segura en un contexto en el cual el COVID19 sigue latente”. En ese sentido recordó que la adquisición de dichos vehículos permite a los peruanos mantener el distanciamiento social recomendado por las autoridades, y de esa forma reducir el uso del transporte público, mitigando el riesgo de contagio.

De otro lado, el mercado de vehículos usados ofrece varios beneficios importantes, entre los que destacan los precios accesibles, la oferta variada y opciones diversas según las necesidades de cada usuario. Asimismo, una ventaja muy valorada, acotó, es la inmediatez con la que el comprador puede tomar posesión del vehículo, tras la firma de transferencia entre las partes.

Finalmente, Morisaki sostuvo que la transferencia de los vehículos usados continuará por una senda alcista en los siguientes meses, en la medida que el nivel de empleo e ingresos de las familias se recuperen. Sin embargo, también mencionó que el actual panorama electoral genera un alto grado de incertidumbre, lo que podría limitar la recuperación de dicha variable.

A %d blogueros les gusta esto: