Consejos para practicar natación en invierno

El otoño ya inició y el invierno está a la vuelta de la esquina, por lo cual practicar algún deporte se vuelve una actividad que demanda muchísima más voluntad por el frío y la pereza que se puede sentir. Sin embargo, es muy importante que no desistamos a la práctica del deporte, siendo esta una actividad que previene el COVID-19 y las comorbilidades asociadas a este.

Dando cuenta de ello, distintos estudios señalan que la inactividad física presenta un mayor riesgo de mortalidad por el COVID-19, en tal sentido es que la Asociación Peruana de Academias de Natación (APACNAT) te brinda lo siguientes consejos para que puedas disfrutar de una sesión de natación sin que la pereza te gane, ni te lesiones te detengan.

  1. Arma un horario. Define los días que irás a la academia de natación, conversa con tu entrenador sobre tu rutina y los ejercicios que necesitas. Ello te permitirá, además de aprender, mejorar la técnica, sentirte mucho más comprometido con el entrenamiento y te será mucho más complicado faltar.
  2. Ten tus cosas listas. Uno de los principales enemigos será la pereza, por ello se aconseja tener las cosas listas un días antes del entrenamiento. De esa forma, evitarás que cuando sea la hora de ir a practicar natación, no sucumbas ante cualquier problema y lo agarres de excusa para faltar. Así evitarás el: olvidé la ropa de baño, la toalla, el gorro, etc.
  3. Puntualidad. Si bien es cierto que a veces resulta complicado ser puntual por el trabajo o los estudios, lo cual retrasa nuestra actividades en tiempos libres, se recomienda llegar puntual cuando vayas a entrenar, hasta unos 15 minutos antes como mínimo, para que puedas realizar un buen estiramiento. En la natación esto es muy importante, sobre todo ahora que el clima está cambiando y nuestros músculos se enfrían rápidamente. En las academias siempre habrá un profesor calificado que te indicará los mejores estiramientos previos a tu clase. De igual forma, si tienes un tiempo libre durante el trabajo o en clases, y ahora con el home office es mucho más fácil, puedes tomarte algunos descansos para poder estirar y verás cómo en el agua podrás realizar con mayor precisión la técnica y, al mismo tiempo, evitarás lesiones.
  4. Alimentación. Se recomienda comer de 1h a 2h antes de entrar a una piscina porque podría ocasionar algunos calambres, o darte flojera de ir. Lo último es lo más probable que suceda. Por ello, trata de tener tus comidas listas, con tiempo y tratar de generar algunos hábitos de alimentación saludable que puedan favorecer tu condición con un deporte tan completo como la natación.

Según Omar Silva, entrenador de APACNAT, “Debido a la actual coyuntura por la que atravesamos es muy importante que adoptemos estilos de vida saludables, que creamos en la cultura de la prevención. La natación es el deporte más seguro por el agua clorada que elimina cualquier virus, es por ello que debemos tomar conciencia y elegir un deporte en el que nos sintamos seguros y sanos”.

A %d blogueros les gusta esto: