Angustia y dudas sobre la vacuna contra la COVID-19 son más frecuentes en adultos mayores

La vacuna contra la COVID-19 genera grandes expectativas y esperanza en muchos adultos mayores. No obstante, la angustia y la duda también son sentimientos frecuentes en este grupo poblacional, en gran parte como consecuencia de las inquietudes propias en el entorno familiar, advirtió el Instituto Nacional de Salud Mental (INSM) del Ministerio de Salud (Minsa).

Cristopher Salirrosas Alegría, médico psiquiatra de la Dirección de Adultos y Adultos Mayores del INSM, explicó que el miedo o temor de los adultos mayores con respecto a la vacuna es transmitido muchas veces por las opiniones del familiar o cuidador que los atiende. 

«Estas apreciaciones personales los lleva a pensar y a cuestionar constantemente si les corresponde colocarse la vacuna, qué dosis le colocarán, si son peligrosas o los efectos secundarios que tendrían, acrecentando su incertidumbre», precisó. 

El especialista indicó que es fundamental que la familia y cuidadores transmitan calma y ayuden a entender a los adultos mayores que la vacuna se ha desarrollado para proteger y prevenir una enfermedad como la COVID-19, que los pone en alto riesgo.

«Es la herramienta científica que la medicina nos está dando; por tanto, puede salvar una vida. La mejor vacuna es la que llega a mi hombro, si no llegamos a recibirla estamos desprotegidos, sobre todo de presentar la forma severa y complicada de la enfermedad” acotó.

Advirtió que la inseguridad acerca de la vacuna no se compara con el riesgo de contagio y de la posibilidad de desarrollar la forma agresiva de la enfermedad. Las personas de edad avanzada y con comorbilidad muestran un escenario más complicado para recuperarse si se infectan con el virus. 

En ese sentido, el doctor Salirrosas recomendó a los familiares buscar canales oficiales para informarse respecto a la vacuna, y evitar exponer a los adultos mayores a escuchar o ver noticias sensacionalistas o especulaciones que se difunden. “Todo miedo procede de una duda y la duda se genera por la mala información. La sobreinformación tiene consecuencias emocionales nocivas”, remarcó.

En la actualidad, el Ministerio de Salud viene aplicando la primera dosis de la vacuna contra la COVID-19 a los adultos mayores de 80 años, en diversos puntos de Lima Metropolitana y Callao, de acuerdo con la nueva estrategia de inmunización con enfoque territorial.

A %d blogueros les gusta esto: