10 mil personas apoyan pedido para salvar la Reserva Nacional de Nasca

Cerca de 10 mil personas han firmado una petición dirigida al gobierno peruano para expresar su preocupación por la Reserva Nacional Dorsal de Nasca si ésta se crea permitiendo  la pesca de mayor escala y que se viole la zona de protección estricta permitiendo la pesca de bacalao de profundidad en ella, hechos que contravienen la normativa nacional y que harían que la reserva no cumpla con los estándares internacionales (https://laotracordillera.pe/sumate).

Estas actividades extractivas fueron incorporadas a último momento en el expediente técnico y en el decreto de creación de la reserva, “la pesca a profundidad en la zona de protección estricta, pondría en peligro la diversidad y procesos ecológicos que ocurren en las montañas y fondo submarinos, los principales objetos de conservación de la reserva”, señala Patricia Majluf, Vice Presidente de Oceana en Perú.

Asimismo, el permitir la pesca de mayor escala en el área, no se estaría cumpliendo con los estándares internacionales de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), lo que llevaría a que no fuera elegible como contribución al cumplimiento de nuestros compromisos internacionales de protección de nuestro mar territorial.

La propuesta de Reserva Nacional Dorsal de Nasca (RNDN) está ubicada dentro del dominio marítimo peruano, a 100 km frente a la costa de Ica. Tiene una superficie de 62 392,05 km2, y es un espacio representativo de los ecosistemas profundos asociados a montes submarinos. Los montes submarinos de la Dorsal de Nasca son ecosistemas únicos, biodiversos, frágiles y libres de la intervención humana, están entre los ecosistemas marinos más importantes del mundo, por eso son el objeto de conservación de esta reserva. Aquí se pueden encontrar tiburones de aguas profundas y especies comercialmente importantes como la pota, el perico, el bonito, el jurel, el pez espada, atunes, entre otras. Su conservación es una necesidad.

“El Reglamento de la Ley de Áreas Naturales Protegidas y los criterios de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) para la creación de Áreas Marinas Protegidas, no permiten las actividades de mayor escala en áreas protegidas, incluida la pesca. Solo se permiten actividades de naturaleza artesanal, generalmente a cargo de comunidades locales y compatibles con los fines de conservación”, explica Patrica Majluf.

En la actualidad, el Perú conserva menos del 0.5% de su dominio marítimo. La creación de la Reserva Nacional Dorsal de Nasca, no sólo aumentará significativamente la protección marina del Perú, sino que nos acercará a cumplir con el compromiso de proteger el 10% del mar al 2020 como país firmante de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y las Metas de Aichi del Convenio de Diversidad Biológica de la ONU.

Las casi 10 mil personas que han firmado esta petición, solicitan al gobierno corregir este error – retirando los artículos que permiten la pesca a profundidad y la de mayor escala – y crear la Reserva Nacional Dorsal de Nasca con protección efectiva y no sólo como una reserva de papel.

Finalmente, Patricia Majluf señala que “todavía queda tiempo para que el gobierno del presidente Francisco Sagasti corrija esta situación y haga las enmiendas necesarias a los documentos de creación de la reserva. Confiamos en que el presidente Sagasti y su equipo tomarán el interés de todos los peruanos y peruanas en consideración y nos dejarán un legado de importancia global y no sólo un parque de papel”.

Datos de interés:

  • La propuesta de Reserva Nacional Dorsal de Nasca tiene una superficie de 62 392,05 km2. Se ubica al sur del Perú, a más de 100 km de la costa del departamento de Ica.
  • En ella, hasta ahora se ha reportado la presencia de al menos 12 especies de importancia comercial como son la pota, perico, bonito, jurel, caballa, tiburón azul, pez espada, atún aleta amarilla, entre otras.  Es una zona importante para el ciclo reproductivo del jurel, una de las especies favoritas de los peruanos.  
  • Para el 2020, el Perú se había comprometido a proteger el 10% de nuestro mar, meta asumida como país firmante de los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS) y las Metas de Aichi del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB).
A %d blogueros les gusta esto: