Prevención más allá de la pandemia: Conoce cuáles son los chequeos anuales que debemos realizarnos

La crisis sanitaria que venimos enfrentando se ha llevado toda la atención hacia las medidas de prevención que debemos tomar para evitar contraer el virus de la COVID-19 y, si bien son acciones sumamente importantes, también debemos prevenir otro tipo de enfermedades que, de ser detectadas a tiempo, nos salvarán la vida y la de nuestros seres queridos en muchos casos.

La Dra. Patricia Basurto, directora de la Escuela de Medicina Humana de la Universidad Norbert Wiener, nos recuerda aquellos chequeos anuales que debemos procurar realizarnos.

“Sin duda son momentos difíciles los que estamos atravesando a raíz de la pandemia, sin embargo, no debemos quitar nuestra atención de todos los chequeos preventivos anuales que nos darán una visión general de cómo estamos de salud y, además, nos podrán alertar de cualquier enfermedad silenciosa”, indicó la especialista.

¿Qué chequeos preventivos generales debemos considerar?

  • Examen de sangre y orina.
  • Presión arterial.
  • Análisis de colesterolemia.
  • Prueba de fuerza (Ergometría).
  • Examen de colón (a partir de los 50 años).
  • Dimensiones óseas.
  • Revisión ocular.
  • Exámenes de lunares.
  • Exámenes de ETS.

¿Cuáles son los principales chequeos preventivos en mujeres?

  • Papanicolau (a partir del inicio de la vida sexual activa).
  • Colposcopia.
  • Mamografía.

¿Cuáles son los principales chequeos preventivos en hombres?

  • Antígeno prostático (a partir de los 30 años).
  • Examen rectal.

La especialista hace énfasis en mantener una buena alimentación (verduras, carnes, frutas, cereales, etc.), mantenernos activos realizando algún deporte (caminar, correr, montar bicicleta, etc.), evitar la automedicación y no dejar pasar aquellas molestias persistentes que podemos presentar. “La prevención es la mejor medicina y mientras más informados estemos de nuestro estado físico tendremos mayor chance de mejorar alguna deficiencia o enfrentar una enfermedad. En ese sentido, mejorar la calidad de la atención primaria de salud es clave para lograr un sistema de salud potente”, explicó.

A %d blogueros les gusta esto: