Cambio climático: Estas son las consecuencias del calentamiento global en el Perú

Este 26 de marzo se conmemora el Día Mundial del Clima y la Adaptación al Cambio Climático. Por ello, es un buen momento para recordar que distintos estudios y estimaciones, como el elaborado por el Tyndall Center de Inglaterra, ubican al Perú como uno de los tres países más vulnerables ante los efectos del calentamiento global.

El mundo está pasando por una nueva etapa. “El Antropoceno es el periodo que estamos atravesando actualmente. Según los especialistas, el impacto que tiene el ser humano es tan fuerte que deberíamos considerar una nueva era geológica, en donde actividades como la minería, la industria y el uso excesivo de materiales -como el agua o los bosques- están generando un impacto enorme sobre el medio ambiente. Este impacto es comparable con el que hubo hace millones de años como la caída de un meteorito, al punto que debemos generar conciencia sobre cómo estamos afectando nuestro entorno. Quizás, de esta forma, generemos una alerta mayor y cambios de comportamiento para cuidar el medio ambiente”, señaló Patrick Venail, director de Ingeniería Ambiental de UTEC.

Por ello, es importante que nuestra sociedad se prepare de manera conjunta para enfrentar los embates de este fenómeno, que puede afectarnos a distintos niveles.  “En las últimas décadas, ha habido un calentamiento “provocado”. Mucho de este ha sido ocasionado a causa de la industrialización y de la actividad humana“, indica Pedro Rau, profesor de Ingeniería Ambiental de UTEC e investigador principal del Centro de Investigación y Tecnología del Agua (CITA).

Asimismo, detallan cuáles serán los principales efectos que el cambio climático tendrá en el país:

  1. Aumento de frecuencia de incendios forestales. Esto ya se ha venido experimentando en Estados Unidos en el 2020, en el Amazonas en 2019 o en Australia también desde el 2019. En todos estos casos, los países perdieron una cantidad enorme de cobertura vegetal. En este sentido, muchos estudios apuntan a que los incendios forestales se van a dar con mayor frecuencia que antes debido al calentamiento global.
  2. Sequías. Las sequías van a ser más frecuentes e intensas. Por ejemplo, si nos centramos en Perú, el Fenómeno El Niño ocasiona, principalmente, inundaciones en la costa de la zona norte del Perú. Además, en el sur, muchos de sus efectos han coincidido con sequías.
  3. Pérdida de biodiversidad. Los animales no solo pueden morir, sino que el incremento de las temperaturas puede afectar a que las especies migren a zonas más frías, lo que significa que se muevan cada vez más a los polos. Eso cambia la biodiversidad de un país. Por otro lado, debido a incendios forestales o cambios de uso de tierra, se pierden sus hábitats.
  4. Pérdida de glaciares. El Perú es de los países más golpeados. El 70% de los glaciares tropicales del mundo -es decir, los glaciares que están en una banda más caliente, como la zona ecuatorial- se encuentra en territorio nacional. Una gran parte de estos se ha derretido a causa del aumento de temperaturas; por ejemplo, hay algunos casos concretos como la Cordillera Blanca.
  5. Escasez de agua. La escasez del agua es una realidad no solamente en las ciudades, sino en las zonas rurales. Ya ha sucedido en grandes urbes de todo el mundo, como Ciudad del Cabo, en África, que es una de las primeras ciudades que se ha quedado sin agua potable. Lima podría correr ese riesgo. Esto no implica que los ríos locales se vayan a secar; pero, en cuestión a los niveles de operatividad, institucional e, inclusive, político, hay mucha vulnerabilidad. Se cree que algo así podría suceder entre el 2030 y 2050.

Una de las mejores maneras de enfrentar el calentamiento global es contar con profesionales especializados, capaces de proponer soluciones para mitigar sus efectos en todos los sectores económicos y productivos del país. “Los ingenieros ambientales son cada vez más necesarios para hacer frente al cambio climático. Por eso, en UTEC, preparamos a nuestros estudiantes para realizar estudios, diseñar, modelar y predecir el comportamiento del medio ambiente. De este modo, los formamos para llevar a cabo propuestas capaces de encontrar el equilibrio económico y social en modelos de desarrollo que mejorarán las condiciones del entorno”, finaliza Venail.

A %d blogueros les gusta esto: