Agua para el planeta: iniciativa de Pepsico que busca proteger ecosistemas con una inversión de USD $3.2 mm en América Latina

Desde el 2016, el programa Agua para el Planeta de PepsiCo ha repuesto más de 511 millones de litros de agua por año en 7 cuencas hidrográficas participantes, beneficiando a más de 2,600 familias y conservando más de 677 hectáreas de ecosistemas nativos en diversos países de Latinoamérica. Para el 2030 la meta de la organización es poder impactar a más de 100 millones de personas con sus diversos programas enfocados en el recurso hídrico.

En PepsiCo trabajamos por el cuidado del agua y por facilitar su disponibilidad y acceso. En esta fecha reconocemos su importancia tanto para las personas, nuestras operaciones y nuestras comunidades, como para la construcción de un sistema alimentario sustentable. Desde 2005, la Fundación PepsiCo ha invertido más de USD $53MM en programas de acceso al agua potable en todo el mundo, esfuerzos que han ayudado a apalancar alrededor de USD $700MM en fondos adicionales con diversos aliados” mencionó Mirko Astudillo, Gerente General de PepsiCo Perú.

Por este motivo, en una intensa colaboración con TNC (The Nature Conservancy) para trabajar hacia un objetivo global para 2025, de reponer el 100% del agua total que usa PepsiCo en sus operaciones en lugares de alto riesgo, la compañía está realizando una inversión de USD $3.2MM entre el 2021 y el 2023 para seguir trabajando en las 7 cuencas hidrográficas actuales (Lima, México, Monterrey, São Paulo, Guatemala, Santo Domingo y Bogotá) y expandir el proyecto.

“En 2019, desde PepsiCo repusimos localmente más de 1.6 billones de litros de agua en zonas de alto riesgo hídrico y desde 2015 ha mejorado la eficiencia operativa del uso de dicho recurso en un 9%”. Astudillo especificó que “en Perú, trabajamos para recuperar amunas de Santa Eulalia. Esta es una técnica hidrológica inca que consiste en sistemas artificiales de canales forrados de piedra y tierra. Su principal objetivo es evitar que el excedente de agua en temporada de lluvias fluya cuesta abajo, desviando el flujo hacia los lados a través de las montañas, permitiendo que se conserve y utilice durante la estación de sequías, de esta manera se evita el desperdicio de agua”.

Además, se realizaron proyectos similares en las comunidades de San Pedro de Casta (con el canal Sayhuapata) y en San Juan de Iris (con el canal Pumacocha-Huaycanampo). Así como restauraciones similares para el canal amuna Ancashi-Huayapacha en la comunidad de San Juan de Iris, cerrando el 2020 con un beneficio de ahorro equivalente a 42,8 millones de litros por año, correspondiente a la restauración de 1,646.44 metros de largo de amunas.

Adicionalmente, PepsiCo viene apostando por inversión en alta tecnología y procesos que optimizan sus recursos y derivan en el cuidado del medio ambiente. Uno de ellos es la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) en su planta de producción de alimentos en Santa Anita, que permite reutilizar recursos para la limpieza de equipos de manera automática para la planta de tratamiento. Asimismo cuenta con una política de Cero Residuos a Relleno Sanitario desde julio de 2019, siendo todos los desechos completamente aprovechables.

Seguimos trabajando en función a la optimización de nuestros recursos en procesos productivos y estamos, desde ya, implementando un sistema MBR (Membrane Bioreactor) que nos permitirá recircular el 65% del recurso hídrico para 2023”, comentó Mirko Astudillo, Gerente General de PepsiCo Perú.

De esta manera, PepsiCo continúa preocupándose por el cuidado del medio ambiente y la conservación de agua en estrecha colaboración con ONG líderes como WaterAid, Water.org y The Nature Conservancy, ayudando a más de 55 millones de personas a acceder al agua potable desde 2006, en los próximos tres años buscan impactar a más personas con una inversión de USD $5.4MM exclusiva para Latinoamérica. En el marco del día mundial del agua, PepsiCo reafirma su compromiso con el desarrollo económico y social del país.

A %d blogueros les gusta esto: