La luz ultravioleta de los quirófanos ahora desinfecta los taxis

El inicio de la pandemia motivó que las empresas de transporte buscaran creativas soluciones para evitar los contagios de Covid-19. Fue así como Directo, la empresa de taxi decidió poner en práctica una audaz solución.  “Iniciamos un proceso de investigación y ensayo de diversas estrategias para procurar un espacio bioseguro para nuestros clientes y conductores, así encontramos que la luz UVC se utilizaba en los quirófanos con gran efectividad y decidimos sumarla a nuestras medidas para combatir el Covid-19”, afirma Patricio Portaro, CEO de Directo, empresa de taxis.

Si bien, los quirófanos utilizan esta tecnología hace mucho tiempo, la pandemia ha llevado la luz ultravioleta a otros ambientes, como las cabinas de pasajeros de las empresas de taxi.  

El sistema creado por Metta Technologies,  se llama UV Car. Se instala en la cabina de pasajeros de los vehículos y se enciende desde el asiento del piloto. La desinfección con luz se realiza luego de cada servicio con pasajeros, con la cabina vacía y tiene una duración de un mínimo de 3 minutos para garantizar la desinfección total del espacio. “Este dispositivo, único en su tipo, se suma a la desinfección diaria de los vehículos con amonio cuaternario y cañones de ozono, el control de temperatura y síntomas de manera diaria de nuestros conductores y pruebas aleatorias y periódicas de Covid-19”, sostiene Patricio Portaro, CEO de Directo.

El uso de luz ultravioleta también viene siendo para la desinfección de aviones, trenes y autobuses.

¿Cómo funciona?

 La luz ultravioleta del tipo C (UVC) es eficaz para eliminar los virus en aerosol que están el aire.  Se debe usar una radiación de 200 a 290nm para conseguir una eliminación total de bacterias y virus.  Si bien la luz UVC es muy efectiva para eliminar material genético de virus y bacterias, también tiene riesgos si es que no es utilizada de la manera indicada. “Con esta herramienta, podemos garantizar a nuestros pasajeros que la cabina está correctamente sanitizada y libre de virus al 99.9%”, afirma Portaro. La radiación ultravioleta puede causar irritación en la piel y dañar la vista, así que es muy importante que el sistema sea utilizado con la cabina vacía.

Un conjunto de medidas para combatir el COVID-19

También, hay que tener en cuenta que, si bien la luz UVC es capaz de desinfectar hasta en un 99.9% de virus y bacterias los espacios cerrados, puede no llegar a espacios recónditos del automóvil, como las manijas o las hebillas de los cinturones de seguridad. “Es importante tener un plan de desinfección que incluya otras herramientas como el uso de amonio cuaternario y cañones de ozono, controles periódicos de Covid y el uso permanente de mascarillas y alcohol en gel para la desinfección de manos”, dice Patricio Portaro, de Directo.

A %d blogueros les gusta esto: