5 errores más comunes que se comenten a la hora de hornear postres

Durante la temporada de cuarentena y distanciamiento social, no solo se incrementó la demanda de pasteles y postres, sino que muchas personas comenzaron a hornear en casa y así preparar sus propias recetas para compartir con la familia. Incluso, muchos optaron por volver este pasatiempo en un emprendimiento para generar mayores ingresos a causa de la difícil situación económica del país.

En este contexto, es necesario tener en cuenta ciertos consejos y trucos prácticos para poder desarrollar mejores productos para tu emprendimiento o, simplemente, para hacer postres o pasteles muchos más elaborados en casa. Por ello, el chef docente del Instituto Le Cordon Bleu, Daniel Punchin, nos explica cuáles son los errores más comunes en pastelería que deberás evitar.

  1. Queques hundidos en el centro. Esto se puede producir por diversos motivos. Uno de ellos es por abrir excesivamente el horno antes del tiempo de cocción, debes completar el tiempo con exactitud para luego abrirlo y ver si está listo o no. Otro motivo es por el exceso de levaduras químicas como el polvo de hornear y/o bicarbonato de soda, o insuficiente cantidad de harina de acuerdo con la receta, por lo que deberás calcular con mucha precisión dichas cantidades.
  • La equivalencia de una taza: En repostería, una taza equivale a 240 ml en volumen. En cuanto al peso de los insumos, varía de acuerdo con el ingrediente y densidad. Por eso, se recomienda trasladar la receta completa a medidas de kilo, gramos, libras, onzas, litro, etc. para asegurar el mismo resultado siempre, en especial si ya has iniciado un emprendimiento. Es importante recalcar que la taza es una medida de uso doméstico mas no comercial.
  • Recetas para empezar a hornear. Se recomienda iniciar con cakes simples, galletas, cheesecakes y cupcakes para luego ir incrementando tu carta de oferta con postres más complejos, sean para consumo propio o para la comercialización. Asimismo, si quieres seguir creciendo y enriqueciendo tu negocio, es importante llevar cursos cortos como elaboración de postres de todo nivel, decoración de tortas, elaboración de rellenos o cursos especializados en postres peruanos, entre otros. Hoy en día hay muchas más opciones con la modalidad online que se pueden aprovechar.
  • ¿Es lo mismo usar bicarbonato que polvo de hornear?: Estos productos no tienen la misma función. El polvo de hornear genera alveolos de aire en la mezcla, logrando que esta incremente su volumen. En el caso del bicarbonato de soda, mejora y optimiza la textura del queque, haciéndolo mucho más liviano y menos denso.  En ciertos casos se utiliza la combinación de ambos, pero depende mucho de la receta que desees hacer y densidad de la preparación.
  • ¿Es lo mismo usar harina preparada que sin preparar?: No es lo mismo. La harina preparada suele tener un uso mucho más doméstico o de cocina, ya que esta ya incluye polvo de hornear o levaduras químicas, con la finalidad de hacer más sencillo su uso. En pastelería profesional, es poco común el uso de este producto, pues el chef domina las cantidades correctas de levaduras químicas de forma manual y al peso.

Si te apasiona el mundo de la pastelería, el chef docente del Instituto Le Cordon Bleu, Daniel Punchin, enfatiza algunas recomendaciones para evitar resultados no deseados. Es importante medir y pesar bien los insumos; hacer un inventario completo de los insumos de la receta; seguir las técnicas en la preparación; cuidar de la cocción a la temperatura y tiempo correcto; emplear buena calidad de los insumos y tratar de capacitarse con las técnicas profesionales correctas para no caer en errores innecesarios.

A %d blogueros les gusta esto: