¿Cómo reducir la posibilidad de contagio de enfermedades en los adultos mayores?

Ante el estado de alerta sanitaria que vive nuestro país por la llegada del coronavirus, se destaca la necesidad de priorizar el cuidado y protección de los adultos mayores y las personas con trastornos de salud subyacentes, como enfermedades del corazón, de los pulmones, o diabetes, ya que de acuerdo al Dr. Victor Ynami, Director Médico de La Positiva Seguros, los pacientes con dichas afecciones tienen más del doble de probabilidades de desarrollar complicaciones graves a causa del COVID-19, en comparación con otros segmentos.

De acuerdo a cifras del especialista, en el país el 34% de los adultos mayores sufren de hipertensión arterial y el 11% tiene Diabetes Mellitus. Frente a este contexto, La Positiva Seguros brinda algunas recomendaciones para poder mantener protegidos a los adultos mayores de nuestro país:

1.     Evitar espacios con aglomeración de gente. Losespacios de alta aglomeración de gente son propicios para la transmisión de enfermedades, sobre todo si son cerrados y sin una adecuada ventilación. Procura estar en espacios abiertos y con ventanas que permitan la circulación del aire.

2.    Evitar ingerir alimentos en el transporte público. Si bien muchas personas consumen alimentos durante sus trayectos, esto no es recomendable, debido a la alta aglomeración de personas que viajan y que podrían tener o no, algún síntoma y/o enfermedad. 

3.     Lavarse las manos constantemente. Esta recomendación es de vital importancia para el público en general, pero una prioridad para el segmento de adultos mayores. Lavarse de manera correcta implica usar agua tibia y jabón en cada rincón de la mano, incluyendo palmas, dorsos y dedos por 40 a 60 segundos.

4.     Contar con las vacunas y medicamentos. Si bien la vacuna de la gripe no sirve frente a la situación que se está viviendo actualmente en contra del coronavirus, mantenerse al día con las vacunas, chequeos y medicamentos prescritos puede reducir la posibilidad de contagio y proteger al cuerpo de vulnerabilidad.

De manera general, se debe evitar tocar o acercarse a personas con signos o síntomas respiratorios; toser y estornudar cubriendo boca y nariz con el antebrazo o un pañuelo; y mantenerse informado sobre las recomendaciones y consejos de las instituciones que velan por la salud como el MINSA, ESSALUD y la OMS.

A %d blogueros les gusta esto: