Mafia de transporte en Machu Picchu: Consettur, la empresa que tiene un monopolio hace más de 20 años

Desde hace 24 años, la empresa Consorcio de Servicio de Transporte Turístico Machupicchu (Consettur), que cubre la ruta de Aguas Calientes a Machu Picchu, realiza un monopolio a través de un contrato de concesión presuntamente ilícito, el cual fue ampliado por Benicio Ríos, quién era alcalde de Urubamba en ese momento.

Esta empresa, además para asegurar su monopolio en la zona, ha bloqueado a los competidores para que solo ellos puedan dar el servicio de transporte a la ciudadela, de esa manera, se llevan un mercado de millones de dólares, sin brindar un servicio de calidad ya que sus buses están en malas condiciones.

¿Cómo se da esta mafia sin poder controlarla? Muy fácil, el alcalde de Machu Picchu, Darwin Baca, es el presidente de la junta de accionistas de Consettur. Es así que en conjunto han logrado continuar con la corrupción en la zona.

Los opositores: Actualmente los pobladores de Machu Picchu han conformado un Frente de Defensa, liderado por Oscar Valencia y Mario Uscamayta, exclusivamente para reclamar a Consettur el ingreso de nuevas empresas operadoras en la zona.

Es importe señalar, que la Comisión de Comercio Exterior y Turismo del Congreso de la República, investigará a la empresa Consettur, PeruRail, Sanctuary Lodge y Hotel Cusco, para verificar el cumplimiento de sus contratos de concesión. Por ello, en Cusco se viene desarrollando la II Audiencia Pública Descentralizada en Urubamba.

ORIGEN DEL PROBLEMA

Todo empezó cuando la Municipalidad Provincial de Urubamba, cuyo alcalde entre los años 2007 y 2014 fue el congresista Benicio Ríos, firmó un convenio con la Municipalidad Distrital de Machupicchu por el cual reconoció a Consettur una concesión de 30 años que llegaba hasta el 2025.

Benicio Ríos, fue arrestado el pasado 14 de noviembre para cumplir la condena en prisión efectiva de siete años, tras hallársele culpable por el delito de colusión agravada en la compra sobrevaluada de un terreno cuando era alcalde de Urubamba por el partido APU (Acuerdo Popular Unificado).

La historia comienza cuando la Municipalidad de Machupicchu (1995) convoca a una licitación para otorgar la concesión del transporte turístico a Machu Picchu, para lo cual paralelamente constituye una empresa denominada Consettur.

A %d blogueros les gusta esto: